27 de enero de 2013

"¿Quién se hace cargo del abandono?"

Son mas de las 23 hrs. La luna nos ilumina gran parte del camino, el silencio se hace sentir, y el olor a perros muertos se huele en el ambiente. Ya ni siquiera están encendidos los faroles de la energía eléctrica que hace un tiempo la municipalidad mantenía prendidos como protegiendo en parte a las personas que habitan el lugar de acontecimientos indeseables.

Conversando con algunos residentes, nos informan que siguen llegando perros abandonados al lugar. La perrita blanca que fueron abandonar junto a sus dos cachorros, anda histérica corriendo de un lado para otro, auto que asemeja detenerse corre a oler, intuyendo quizás fueran sus amos los que la irían a buscar.  Cada auto es una desesperanza mas. Vuelve a correr  esconderse. Es una perra blanca, mestiza de maltes con pequinés, muy delgada, insegura e intranquila. Va hacia a nosotros y vuelve arrancar. Se pierde en la oscuridad entre los matorrales. Bolsas de basuras por montón, desechos de escombros, muebles y colchones hay por todas partes en las orillas de la carretera. Los potes donde dejamos agua, están vacíos, con excepción de los insectos muertos y hojas caidas dentro.  Algo de pan duro sucio  yacen sobre la tierra.  No hay nadie en el lugar.

A medida que vamos subiendo  las luces altas del auto, nos muestran el nuevo panorama que se hace sentir ante nuestros ojos.   Es escalofriante lo que se viene. Los pelos se ponen de punta.  Al ir avanzando vamos viendo a los nuevos perros abandonados que gracias a un negligente reportaje han llegado al camino.


Ahi están ellos, sin saber por que están ahí. Uno asoma su frágil cabeza a través de los cierres con alambres púas, para luego los demás comienzan a salir. Son alrededor de ocho a nueve perros nuevos, recién llegados, inseguros ante lo desconocido. Nos miran con asombro, con miedo, cuesta llegar a ellos. Al son de detenernos corren a esconderse. Nos observan de lejos, en son de alerta ante un ataque.  Nos detenemos despacio. Y pienso en aquellos que los fueron a botar creyendo que el lugar es un vil basurero de perros sin dueños. Me pregunto si al colocar la cabeza en sus almohadas, ¿podrán dormir tranquilos después de haber cometido tal denigrante fechoría?...mi  fiel compañero responde.  Seguro, si ya no les molesta en sus casas. Ya ni siquiera hecho maldiciones, es la ignorancia lo que los hace tomar tal desición. Lo oscuro de sus almas les sale a flote. Quiero confiar en Dios que El, un día se las cobrará. Estoy segura que asi es. Lo he visto muy de cerca, incluso en aquellos que dicen ser proteccionistas como se las han cobrado. A todos nos llega la hora.   Y cuando lo he visto, solo le doy gracias por hacerlo. Quiero confiar que así será.  Mas de alguno de aquellos seres humanos que fueron a botar a su mas fiel amigo, deben tener hijos, confío en que un día sus hijos también los abandonen como  lo hicieron con aquellos inocentes.

Me bajo, les converso, e intento ganarme su confianza. No se que tiene mi voz que algunos de ellos se acercan a olerme. Me quedo quieta, no tengo miedo. Estoy allí bajo mi voluntad. Nadie me lo exige, solo mi amor hacia ellos.  No hay nada. Corto un bidón para dejarlo lleno de agua, aunque esa agua se la devoran y vuelvo a llenarlo. La desesperación por tomarla hacen que se peleen entre ellos. Volvieron las peleas por la subsistencia de la vida. Saco mi voz lo mas ronca, dura, les llamo la atención. Tienen que aprender a comportarse, a compartir, a esperar su turno para meter su cabeza en el pote. Algunos se asustan y se retiran, otros me observan de lejos con temor. Es el comienzo de volver a domesticarlos. Tengo paciencia y don natural de hacerlo. Alli estoy, con mis manos casi vacías tratando de acariciarlos. No se dejan. Saco alimento barato, del mas malo, pero en esos momentos es un rico manjar a su paladar.  Se los dejo directo en el suelo, lo mas retirado posible.  Otra vez peleas, el mas grande le saca la cresta al mas chico, entre grandes pelean casi hasta matarse, hasta que el mas débil baja la cabeza en son de sumisión. El otro vuelve apoderarse de la comida.  Triste. Es la vida de unos seres inocentes sin razocinio. Luchar por sobrevivir.

Seguimos subiendo, atrás quedan todos ellos bajo la oscuridad que va dejando el pasar de las luces. Cuadra arriba, otro grupo nuevo corriendo por el medio de la calzada, desesperados. Nuevamente me detengo, repito la misma escena. Entre los nuevos hay pitbul, boxer, mestizos, grandes, pequeños. Saco otro bidón, lo recorto, hecho agua dentro, lo dejo en el lugar junto a algo de comida. Ya se ve que el nuevo jefe se está reconociendo por su porte y fuerza.  Atrás quedó el anterior.

Los dueños de los terrenos, han asegurado los cierres con lo que han encontrado para no dejar pasar a dejarles agua ni comida, han sacado los potes de sus tierras, y exigen respeto para sus propiedades  a las que les han hecho daño cortando los alambres.  Temo que me prohiban entrar, pero siento su respeto y estima.

Dos kilómetros mas arriba, perros deambulan como zombies, parecen seres de lugares legendarios en cuerpos resucitados sin vida. Caminan lento, buscando algo para hecharse al hocico. Solo piedras, tierra y maleza.  A una orilla cadáveres de perros grandes, sin pelo, con las patas con cal.  Se nota que los perros los sacaron de dentro de las bolsas en que los fueron a tirar.  Uno de los nuevos  se da el banquete, algo desesperado, a la defensiva.  El flash de la cámara los hace ponerse alerta. La duda los hace alejarse ante las luces.  El olor es putrefacto.  Imposible respirar.  Intento no hacerlo.   Vuelvo a repetir, saco un bidón, lo corto y le hecho agua. Y a su lado comida barata, para que en algo logren olvidarse de comerse los cadáveres de los perros muertos. Impotencia.


Estos vuelven a quedar atrás, la luna está preciosa, fiel compañera de las noches  cálidas de verano, fiel téstigo de los abandonos en el camino. Pero tiene un defecto, no habla, no puede denunciar.  Una camioneta blanca está detenida en una orilla. Pienso, estarán botando un perro.  Al pasar a su lado, de manera ofensiva  ilumino con mi listerna tratando descubrir que hace.  Es una pareja que se oculta. Sexo puro. Motel de cuatro ruedas.

Seguimos subiendo, se me pega,  me baja my love, y le tomo la mano a mi compañero. Ya van dos horas parando, bajando, colocando agua. Peor es nada. Las cuestas están transitables, no hay piedras. Me detengo, bajo, coloco agua.

Los perros antiguos están durmiendo en algún lugar de los cerros, los imagino calentitos bajo una piedra o alguna arboleda grande a raíz de la tierra aun caliente. Quiero creer que están a salvo, la experiencia de sobrevivir a su abandono los ha hecho fuertes para hacerlo.  La soledad les hace unirse en jaurías a medio reinado.

Llegamos al lugar  donde la Llory. El día anterior me encontré con una perra rottsweiller, vieja, con sus tetas colgando de tanto uso, que apenas se puede sus huesos. Ufff...la hediondez es enorme. El olor a perro muerto es asqueroso, se siente en todo el lugar. Busco con la linterna por si encuentro algún cadaver. No logro encontrar nada.  De repente frente a mi hay alguien que me observa. Ahí está el, aprendiendo su nueva etapa, es un perro blanco con algunas manchas oscuras, deduzco que es hijo de la perra rotts con algún san Bernardo, parece un cachorro grande, me recuerda a Nerón.   Me mira fijamente, observándome, le converso, no quiero que me tenga miedo. Le muestro el pote para que  vea que le dejo agua, luego hago lo mismo con el alimento. Ahi te dejo. Me voy.

Mas arriba  otro auto detenido, es una pareja tomando cervezas, las botellas están en el suelo.
Penúltima parada, Toco sale a recibirme feliz de verme.  Ya no está solo, lo acompaña una perra negra que botaron junto a sus titantos cachorros. Aun quedan dos o tres por si alguien quiere cachorritos negros, ya saben, solo pregunten.

Son casi la una de la madrugada. Soy dura e insensible.
La luna sigue recorriendo el cielo, el silencio sigue existiendo.
Y la mano de mi compañero sigue acariciando la mía.

Allí quedan los abandonados, los verdaderos invisibles.

Esta es nuestra  denuncia.
Somos solo unas pocas personas que hemos realizado un trabajo brillante voluntario de rescatar perros abandonados de los caminos,  con mucho sacrificio, bajo nuestros propios bolsillos, un trabajo que le corresponde al gobierno de nuestro país, junto a sus municipalidades,  y que por un ignorante reportaje se vea truncado. Da pena.

Esta es la nueva postal del camino, decenas de perros abandonados, cachorros, perras con hijos, otras preñadas, perros con sarna, desnutridos, famélicos,  todo gracias a   la negligencia de un canal de televisión de Chile, de  unos periodistas  y  de personas que no tienen  idea de hacer un trabajo como corresponde en bien de la sociedad.  Y tiene cara de decir que piensan!.   No tomaron  conciencia del daño que le haría a una comuna entera al dar  a conocer uno de los  lugares de abandono de perros en nuestro país. Solo ayudaron a fomentar el abandono de canes.  Y mas encima tiene el coraje de decir que van al lugar solo para aprovecharse de la gente que no está al tanto de cual es la verdad.   Verguenza debería darles.
AHORA HAGANSE CARGO.

¿Que culpa tienen esos perros de ser abandonados?
¿Que culpa tienen las personas que viven en esa comuna de estar soportando respirar un aire infectado de olores cadavericos?
¿Hasta cuando habrá que soportar que gente sin valores siga ensuciando nuestra ciudad?

La matanza de perros no es la solución.

Solo EDUCANDO desde el jardín, tendremos esperanzas de que el abandono de mascotas disminuya.
Solo ESTERILIZANDO,  evitaremos la sobre población canina.
Solo FISCALIZANDO,  castigando el abandono de mascotas...

Habrá esperanzas...HABRA ESPERANZAS.





9 comentarios:

Patricia dijo...

Yo lo veo aca en la Vega, no en esa cantidad pero sucede... Se el temor que tienen mi ultima integrante de la manada es Amanda, una perruna joven y grande, apareció el Jueves 20 de Enero en la noche, costo pero se dio.. Es un amorrr ahora solo me queda esterilizarla y que siga su rumbo.

Mientras pasa esto seguiremos adelante alimentando, esterilizando, castrando y dando tratamiento a cuanto perro, gato se nos cruce en el camino. así que a seguir con garra y fuerza adelante

Leis dijo...

No puedo entender por qué rayos hay personas que adoptan un perro y luego lo abandonan. ¿Acaso alguien los obligó a hacerlo?
Yo tengo dos perros en mi casa. Los dos recogidos. Están absolutamente locos, y abandonarlos me rompería el corazón.
A veces creo que para adoptar un perro, la municipalidad respectiva debería dar una autorización. Para que personas irresponsables no se hagan cargo de seres vivos.
Pero todo se paga en esta vida. Los abandonadores de perros jamás vuelven a dormir tranquilos.
O al menos, eso espero.

Anónimo dijo...

Tienes razón Marcela, lo que hace falta es educación y también leyes concretas con respecto a la tenencia responsable y penas o multas fuertes para aquellos que maltratan y abandonan a sus mascotas.
Darlen

Anónimo dijo...

Hola, a las 10 de la mañana entre a mi face, y vi el comentario de " Los perros del camino", y tu comentario general del recorrido que hiciste, dandoles agua y comida a estos seres abandonados despues del reportaje, tu pena, rabia , e impotencia, x la irresponsabilidad de esa persona que dio la iomformacion de donde se encontraban los perritos...A cada rato debia parar para secar mis ojos y poder seguir leyendo, sentia mi pecho muy apretado, un nudo en mi garganta, una pena infinita, tambien impotencia ante el actuar de tanto desgraciado irresponsable que llega y tira a un ser que tal vez fue querido x un tiempo......No alcanzo a dimensionar el dolor, la pena, la tristeza que deben sentir esos pobres seres despues del cruel abandono....Yo no sabia de tu existencia, pero despues de leer todo lo que escribiste , te admiro y pido a DIOS que te acompañe siempre en tu gran labor, que jamas te falte el dinero para que puedas seguir ayudando a esos seres que tanto te necesitan
Amo a los perritos, vivo en un sector rural de la sexta regiòn, y tambien x acà vienen a botar perritos en un camino solitario. Yo con la ayuda de uno de mis hijos les llevamos comida y aguita, en el invierno les hicimos 2 casitas. Tratamos de darlos en adopciòn, a veces resulta, y yo feliz ( uno menos). Pero sabes?, llegan a botar mas. Tengo uno que lleva mas de un año alli. Hay muchas personas que les llevan comida, pero se olvidan del agua. Mas cerca de mi casa , tambien hay otrs 2. Y mas cerca aùn, ( en mi trabajo), otros 2.... Perritas que han parido 6 perritos, pero Dios tambien ayuda , poniendo alli a personas que adopta, una niña se llevo una perrita con 6 perritos que con mi hijo tuvimos que cortar zarzamora para poder rescatarlos, hoy en dia estan hermosos. ..Pero llego otra perrita, y ahora ya esta preñada. No se que hare con ella. ... Esto es un cuento de nunca acabar. Uno quisiera hacer màs, pero a veces no se puede. Tambien creo que se debe educar a tener mascotas con responsabilidad. ...Me da tanta pena e impotencia, ver , y saber de tanto ser que sufre x la maldad de algunos......No se como te llamas, pero me sentiria muy orgullosa que me aceptaras como amiga.......Nos une el mismo objetivo en nuestras vidas, el amor hacia ELLOS....Un gran abrazo en la distancia angel de luz. ( Mi nombre es : Mary Cubillos)

Anónimo dijo...

Me gustaría acompañarte un día y conocer esa realidad.

Marcela Opazo dijo...

Como me vas acompañar si ni siquiera me dejaste un correo o un fono para comunicarnos y ponernos de acuerdo?

Es broma?

Basta que me digas tu cuando.

Anónimo dijo...

Estimada Marcela

Nuevamente te dejo mi comentario, no puedo escribir en tu página



Qué triste, ante la irresponsabilidad de un periodista, los “amos”, sepan el lugar exacto dónde abandonar a más perros. Es un cuento de nunca acabar.

Me da mucha pena, en tus escritos expresas tan bien lo que ellos sienten, Completamente desorientados, sin saber qué hacer ni dónde ir, miedo a lo desconocido.

Ojalá, algún día en este país, dicten leyes que los protejan como se merecen y penalicen a esos irresponsables.



Un abrazo



Llake

Anónimo dijo...

HOLA MI AMIGA,, HACE TIEMPO NO ENTRABA PERO ME PARECE MUY CRUEL EL ABANDONO DE ESOS PERRITOS SON UNOS DESGRACIADOS INFELICES PERO TODO SE PAGA ESOS QUE LOS ABANDONAN ,, TIENEN QUE MORIR ABANDONADOS Y SIN NADIE QUE LES DE LA MANO Y OJALA SUFRAN BASTANTE
COMO PUEDEN ABANDONAR A ESE PEERRITO QUE LE DIO TODO SU AMOR SON GENTE SIN CORAZON QUE PUEDEN ABANDONAR HASTA SUS HIJOS Y ESO SE LO DEBEMOS A LA EDUCACION DE LOS COLEGIOS YA NO LES ENSE~AN A RESPETAR A NADIE NO LES ENSE~AN EL TEMOR A DIOS MENOS VAN A RESPETAR A SUS MASCOTAS
PERO DIOS SE COBRA TODO ESO

Anónimo dijo...

HOMENAJE Y REFLEXIÓN:
Bendita seas MARCELA OPAZO (Marcela Opazo) por la labor silenciosa y desinteresada que llevas a cabo por los peluditos. Sola con tu corazón y movida por la compasión viajas por los caminos haciéndote cargo de la iniquidad de la gente con alma basura. Nunca pides nada a cambio, nunca bajas los brazos, ardientes veranos te ven pasar con tus bidones de agua hacia los caminos y fríos y nevados inviernos que no logran amedrentar ni congelar tu corazón. Sola lloras en el camino ante el cadáver de aquel que no logró sobrevivir y le das sepultura en medio del silencio y los lamidos de tus protegidos que intentan aliviar tu tristeza para que no desfallezcas, el camino te abraza y te envía un consuelo, de entre las ariscas malezas emergen nuevas orejitas, nuevas colitas y nuevos ojitos llenos de miedo que hacen sonreir tu corazón y te animan a seguir, cual ángel de luz, en esta magna tarea. Por eso Marcela inclino mi espíritu ante tu grandeza, porque es grandeza del cielo, no de este mundo y en mis oraciones siempre estarás presente por hacer aquello que nadie quiere hacer, sos grande entre las grandes en estas lides... gracias por existir, por ellos, los desprotegidos, los abandonados, seres inocentes que gracias a tu presencia conocerán al menos por lo que les quede de vida, que también hay almas buenas en este mundo y se dormirán con el arrullo de tu voz a la orilla del camino sabiendo que no estaban tan solos y que no tuvieron culpa de sus abandonos. Gracias... gracias....
Bendiciones.
Maviday

Tú también puedes ayudar

Tú también puedes ayudar
Se creó este espacio a pedido de las personas, como advertencia que ésta, es la única cuenta autorizada de Los perros del camino para recibir donaciones en caso que quieras ser parte de la solución. Cuenta Vista o Rut del Banco Estado, N°72577655 a nombre de Marcela Opazo con copia transferencia a losperrosdelcamino@gmail.com Revisa nuestra página Agradecimientos, donde publicaremos quienes son los que realmente ayudan, si es que lo hacen. En caso de hacerlo, todo se va en beneficio de PERROS, alimento, esterilizaciones, incluidos refugios de perritos de amigas que no tienen como darle de comer a los perros abandonados que ellas albergan y protegen en sus hogares que han pasado a ser refugios clandestinos. Muchas gracias.

Translate

Adopta un perro del camino

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.
Soy Rayo Boy, un pointer braco, me gusta mucho correr, conoce mi historia, es de un principe.La señora que escribe en esta página se enamoró de mí, y hoy duermo en su sofá en medio del living. Hoy pertenezco a una familia hermosa, tengo un collar con mi identificación y todo lo que necesito. Fui un perro abandonado en el camino, tracionado, pero gracias a esta página, estoy rehabilitado, y muy feliz.

Mi lista de blogs

Videos de los perros del camino

VOLUNTARIA

Entradas populares

Para tí...que te la juegas por nosotros.

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"
Castigo para los que abandonan y maltratan a sus mascotas, con multas y cárcel. NO MAS MALTRATO, NO MAS ABANDONO.NO MAS MATANZAS DE PERROS.

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Como no agradecerles todo el amor que me entregan a diario, toda esa comprensión que tienen cuando les digo...vamos al camino...y ustedes de siempre me han acompañado, me han ayudado, con frío o calor.
Gracias a mi linda familia, a mi esposo, a Dany y Marce, creo que sin ellos, yo no podría estar todo lo que he estado en estos años.
Gracias también a mis padres, ya que ellos fueron quienes me enseñaron a querer a los perros especialmente.
Los amo y lo saben de sobra, me da lo mismo que me digan mamona...jajaja, y a mucha honra.
Y por supuesto también a quienes han creído en mí por años.
Marcela

Queda prohibido...

ADOPTADOS

ADOPTADOS
Haz clic sobre la foto y verás algunos de los que han sido adoptados. Muchas gracias a quienes con respeto, y cariño los han aceptado como parte de sus familias.

Los Grandes del Camino.

Los Grandes del Camino.
Gracias por tu apoyo.

SE BUSCA

SE BUSCA
"Poqui o Poquita"

SE BUSCA

SE BUSCA
Enterate como el amor puede cambiar vidas.

Nieve en el camino

Nieve en el camino
Mirame bien, así es el camino con nieve, el frío que se siente es horrible, y tu ...bien abrigado en tu hogar. Yo tenía un hogar, un amo, y éste, me abandono al hambre, la soledad, la muerte, frío, sed...no se si podré sobrevivir.

La sarna, la tiña, los hongos...

La sarna, la tiña, los hongos...
hoy tienen solución, buscalas.