12 de agosto de 2010

"Soy un Rescatador de Perros"

Un día Sofía, me hizo conocer este escrito, llamado Soy un rescatador de animales, para que les cuento lo que significó en mí, yo no me considero animalista, y támpoco rescato animales, pensándolo así fríamente, lo imaginé, no rescataré animales en general, pero si rescato perros. Desde que tengo uso de razón, me acuerdo que ver un perro abandonado vagando por las calles de mi alrededor, era un martirio, un día me propuse bajar la cantidad de ellos. ¿Cómo hacerlo? Me dí vueltas muchas veces en la misma idea, empecé por golpear puertas, señora, es suyo este perro?, a lo que la señora respondía, si es mío. Entonces ahí sútilmente empezaba mi educación. Ud. quiere a su perro?, por supuesto...yo puedo estar apurada, pero siempre me he dado un tiempo para detenerme en este tema, un perro. De diez personas con las cuales converse, una o dos que cambien la forma de tratar a sus mascotas, mis objetivos están caminando, significa que mi tiempo no es perdido, mis charlas están dando beneficios. Ese es mi premio, no ver mas a su perro recorriendo las calles como perros callejeros.

Empecé a leer, y de a poco me fui identificando con ese escrito, averigué de quién era, traté de saber mas, solo para compartirlo con quienes leen, si te identificas con el demuéstralo.

Annette King Tucker

Soy un rescatador de animales.
Mi trabajo es asistir a las criaturas del Señor.
Nací con la necesidad de cubrir sus necesidades.
Adopto nuevos miembros de mi familia sin un plan, pensamiento o
selección.

He comprado alimento para perros con mis últimos centavos.
He acariciado una cabeza con sarna con mis manos desnudas.
He abrazado a alguien malvado y asustado.
Me he enamorado miles de veces.
y he llorado sobre un cuerpo sin vida.
Tengo animales amigos y amigos de los animales.
No uso a menudo la palabra “mascota”.
Veo a los perdidos a la vera del camino.
y me duele el corazón?
Llevaría conmigo a un ratoncito o me haría amiga de un buitre.
No conozco a ninguna criatura que no merezca que yo le dedique mi tiempo.
Quisiera vivir para siempre si no hay animales en el cielo.
Aunque creo que los hay.

Por qué Dios crearía algo tan perfecto para luego dejarlo de lado.
Nosotros podremos ser los amos de los animales.
pero los animales se han superado así mismos.
Algo que la gente no ha logrado.
La guerra y los abusos me duelen.
pero algún rescate en las noticias me da esperanzas por la humanidad.
Somos un ejército silencioso pero determinado
que hacemos la diferencia cada día.
No hay nada más necesario que darle calor a un huérfano.
nada más regocijante que salvar una vida.
ni reconocimiento más grande que verlos mejorar.
No hay alegría más grande ver a un bebé jugar, el mismo que hace algunos
días estaba tan débil para comer.

Rescato Animales.
Mi trabajo nunca termina.
Mi casa nunca está en silencio!
Mi billetera está siempre vacía!
Pero mi corazón está siempre lleno!
En el juego de la vida, NOSOTROS YA HEMOS GANADO.

Poema traducido de Annette King Tuccker


Si me pusiera analizar cada frase de este escrito...me he enamorado miles de veces, mi trabajo es asisitir a los abandonados, no hay nada más necesario que darle calor a un huérfano, mi casa nunca está en silencio, mi billetera está vacía, pero mi corazón está siempre lleno, me considero en esta vida mas que un ganador, he rescatado miles de perros en mis caminos.

Marcela Opazo

NO MAS ABANDONO DE PERROS

11 de agosto de 2010

"Pannera o Panera"

En el año 2005 la municipalidad de Pirque, a cargo del ex alcalde Sr. Jaime Escudero, llevó a cabo un operativo de esterilización realizado en el fundo de un señor que graciosamente prestó su terreno para ello, fue entonces cuando apareció una perra arriba de una camioneta llevada por una supuesta animalista invitada a participar. La foto da prueba del comienzo del operativo donde el ex alcalde da por iniciado dicho proyecto. Así fue como esta perra después de ser esterilizada, “sin querer” a esa animalista se le quedó olvidada en el camino.
Pasó el tiempo, esa perra fue una de las catorce que se salvaron de la muerte, tras haber sido esterilizada sin realizarse un debido post operatorio como corresponde a una esterilización, solo con nuestros auxilios salieron adelante, de a poco empezó a salir de su escondite, nadie la conocía, en su principio era mañosa, no le gustaba estar con nadie que se le acercara, ella automáticamente echaba marcha atrás insegura, se escondía o estaba a la defensiva gruñendo y mostrando sus dientes.

Cierto día se me ocurre llevarle pan, al sacarlos, veo como brillan sus ojos al divisar el pan sobre mi mano, se lo paso directamente a su hocico, ella humildemente lo recibe, sus ojos continúan brillando, está feliz al servírselo. Ahí nació su nombre, Panera le puse por mi parte por que le gustaba entretenerse comiendo pan.


En el año 2007, tras haber sobrevivido a dos inviernos, comenzamos a notar la debilidad en su cuerpo, cada ciertas semanas se nos perdía, era señal de que se quedaba acostada entre medio de los árboles, bajo las ramas, o entre las rocas para guarecerse de las lluvias y el frío. Cuando los días comenzaban a estar más soleados, ella solía salir a esperarnos corriendo, aprendió a distinguir mi auto y el de Loreto, solía esperarnos a orillas del camino, luego venía nuevamente el frío, Panera volvía a desaparecer.

Un día Loreto me dice, que la Panera anda mal…fue ahí cuando me llamó la atención que Loreto sin saber que yo le había puesto Panera, ella también le había puesto el mismo nombre, pero con la diferencia que Pannera, era por que había épocas en que pasaba en "panne", igual que un vehículo en mal estado. Una por que le encantaba comer pan, y la otra por que habían días que no se podía mantener en pié, a lo que para diferenciarla de las demás, también la llamé Reu, de reumatismo. De ahí que viene su nombre. Panera o Pannera.

Le tomé fotos, empecé a enviárselas a quienes me pedían perros para parcela, siempre teniendo en cuenta su frágil cuerpo, a pesar de estar un tanto obesa lo que agrandaba mas su estado físico para mantenerse en sus cuatro patitas.

Me la pidieron de diferentes sectores, y como suelo decir la verdad, buscaba los dueños que la aceptaran como era ella, con su enfermedad nadie la quería. Era una perra vieja, casi sin dientes y mas encima enclenque.

Pannera, empezó a ser especial para Loreto, para Melita y para mí, la regaloneábamos con comidas blandas para evitarle que gastara tiempo en masticar, también comida de pellets para cachorritos a lo cual le hacía chupete entre medio de sus patitas delanteras. Melita le llevaba pechuga de pollo cocida, mmmm…que rico era para ella cuando se le daba aparte para que los otros no se la quitaran. Se comía todo lo que le dejábamos entre sus patas delanteras, luego se paraba y se iba a esconder.


Era tanta la desesperación que pronto llegarían los inviernos, vendría otra vez el frío, puse avisos en los diarios para tratar de buscarle adoptante. Nada, de nada sirvió pagar avisos. Por más que traté en darla en adopción, no llegaba esa persona adecuada que la pudiera aceptar tal cual estaba, una vez la pidieron, con tan mala suerte que la persona se arrepintió por que después de decir que tenía una tremenda parcela, al ver su tamaño le faltaba terreno, ahí quedaba truncada su adopción, una y otra vez. Panera seguía en el camino, los fríos inviernos nos llevó con Melita a ponerle una casa serviú, tipo departamento, dos tablas grandes unidas, donde habían cuatro o cinco separaciones para dar cabida a mas perros, lamentablemente no faltaba el dueño de lo ajeno que se llevaba las casas para ocuparlas como leña. Siempre estuvo con casita, la que tapábamos con ramas para que nadie la viera, pero nosotros sabíamos que nuestra Pannera estaba bien, por lo menos protegida y resguardada.


Cuando empezamos a notar que Pannera, pasaba mas tiempo sin levantarse, con la Dra. Claudia, semanalmente subíamos a ponerle su coctel vitamínico, también su remedio para los huesos, ya sabíamos que sufría de artrosis, así que antes que comenzara el invierno, Pannera empezaba con su tratamiento anual con la intención disminuir los dolores reumáticos en tiempos de frío y lluvias, así la manteníamos cada año, en espera que apareciera esa persona que se enamorara y la adoptara. Gracias a estos tratamientos Panera logró sobrevivir bien, varios años estando en el camino.


A comienzos del mes de mayo, siempre con la esperanza de darla en adopción, le hice este video, sin siquiera pensar que esta, sería la despedida definitiva de Panera con nosotros.


¿Vieron el video?...a pesar de su enfermedad Pannera era feliz en el camino, fíjense en su mirada, en sus patitas con ganas de ir hacia mí, en las intenciones de querer acercarse, mucho que decir.

A la semana siguiente, subo al camino en busca de Pannera para llevarla al que iba a ser su hogar definitivo y continuar con su tratamiento de tvt, no la encontré, hasta pensé que la muerte al fin le había llegado para hacerla descansar de la inmundicia de los humanos.
A los días me llega la información que Panera había sido sacada por las mismas personas que piden donaciones para  los perros abandonados de San Juan de Pirque, las mismas que lo hicieron con Casimiro, Blankita, Princesa, gracias a ese dinero pudieron llevarla a una clínica donde se supondría que allí la tendrían mientras se le encontraba un hogar definitivo. Panera fue sacada supuestamente pensando en hacerle bien debido a su enfermedad, dinero que no llegó a pagar las verdaderas necesidades como lo proclamaban quienes lo habían aportado en facebook con el solo motivo de hacer más llevadera su vida a comienzos de invierno, sin saber que Pannera sufría de cáncer avanzado terminal. Pannera fue  llevada a la Clínica San Agustín, donde no era necesario exponerla a los rayos en el estado en que se encontraba. ¿Le trataron el cáncer?, la gran interrogante.

A las semanas siguientes, luego de una lluvia fuerte que hubo, se dio a conocer en facebook un video donde se mostraba a Pannera en un lugar que dejaba bastante que desear para sus madrinas, las que al enterarse por supuesto comenzaron a preguntar donde estaba el dinero enviado para costear los gastos clínicos de la estadía de esa perra, ya que el video la mostraba en circunstancias poco humanitarias, peores que estando en el camino, la mostraban metida en el barro, mojada, expuesta a mas enfermedades. La risa era de muchas personas que habiendo visto el video, se mofaban de una sopa de huesos milagrosa que supuestamente realizaba "milagros" en Pannera, milagros que nunca llegaron por cierto. Panera había sido sacada de su hábitat, del que fue su hogar donde pasó por casi cinco años, donde nunca le faltó alimento, ni atención veterinaria para su enfermedad.


Siempre estuve al tanto de lo sucedido con Pannera, conocía a su protectora, eso me hacía confiar, Cecilia Dameles, una mujer de gran corazón, como lo hay muchas en nuestro país, amante de los animales, y por ellos se entregan sin pensar que tal vez por ellos, lo están haciendo irresponsablemente, solo ven la necesidad urgente de un abandonado que valga la redundancia, las necesita. Cecilia, de seguro no tuvo idea que por la perra que ella había adoptado, había gente que usaba su historia para pedir en un grupo, todo lo contrario, ella aceptó a Pannera sabiéndola enferma, aportó con el trabajo que conllevaba a diario cuidarla, entregándose a ella en cada día. Quizás no pudo darle grandes lujos, quizás no haya sido ni la primera ni la última que ayude.

El lunes me llama Cecilia, noto en su voz tristeza, me llama para darme la mala noticia que corría por facebook, y que ya había llegado a mi correo. Pannera había muerto el domingo a las 23 hrs.
Lo primero que viene a mi mente en ese momento, es gracias a Dios…dejó de sufrir. No hay pena, ni alegría en mí, el destino se escribe con líneas chuecas me digo. Tuve el privilegio de conocerla y quererla, devolverle la dignidad que un día le quitaron al dejarla abandonada en ese camino. Se que ella nos echó de menos, estoy segura que desde que se la llevaron nunca mas volvió a ser lo que fue en el camino. Tal vez lo único que duele más que decirle adiós es no haber tenido la ocasión de habernos despedido.

Nada más que decir.

Solo agradecer a la señora Cecilia Dámeles, el haber aceptado a Pannera en su hogar, agradecer su tiempo y trabajo, agradecer el cariño, las caricias que le entregó.
Personalmente agradezco que Pannera pudiera disfrutar del poco tiempo de vida que le quedaba, agradecer que la muerte no llegara estando sola y tal vez botada entre medio de los cerros de aquel camino.

No he querido cerrar este círculo sin antes despedirme de Pannera, que sin ser nuestra, le dimos lo mejor de nosotros. Confío que está descansando y de donde quiera que esté ya no sentirá los dolores que le dejó pasar por este mundo.


La muerte nos iguala a todos. Es la misma para un hombre rico que para un perro abandonado.

Hasta siempre...Pannera.


NO MAS ABANDONO DE PERROS

5 de agosto de 2010

"Abandono es maltrato"


Siempre supe que la muerte existía, la había visto pasar muchas veces por mi puerta, en frente de mí, y al pasar le decía, señor, llévalo por buen camino. Quedaba tranquila como si fuera tan natural morirse y enterrarlos. Cuando pequeña volvía del colegio caminando hasta mi casa, era tan "normal" encontrarme con perros atropellados, muertos a la orilla de la calzada, como olvidar ese olor a perro muerto que el viento hacía correr por cuadras en la ciudad.

El día que murió mi madre, Dios me dio la fortaleza para enfrentarlo, para asumir que no la tendría mas para sentirla, abrazarla, besarla, tomar su silla de ruedas, ponerla en la maletera de mi auto y que saliéramos a vitrinear al Shopping, o sino por las calles de alguna playa en primera y segunda, era nuestro caminar en cuatro ruedas mirando las casas nuevas. Cumplí hasta el fin con la linda obligación voluntaria de hija, no olvido la sensación de dejarla en aquel frío nicho helado, la sensación sentida es imborrable, fue ahí que empecé a conocer el abandono físico.
Sentía que por primera vez yo la estaba abandonando, no era así, era solo una sensación en mi piel, en mi mente, en mi alma. Era la ley de la vida, morir. Desde ese día, volví una y otra vez para tratar de sentirme cerca donde ella físicamente estaba, me recostaba encima de su tumba imaginando las veces que me metí en su cama tibia, no quería enfrentar mi abandono.

Siempre digo por algo pasan las cosas en la vida. Sin querer un día llegué a ese camino buscando a dos perros que vivían como reyes en mi pasaje, los que por uno u otro motivo de un vecino amargado, los tomó y los fue a botar, los que no encontré en ese lugar donde conocí parte de la verdadera miseria humana convertida en estropajos de mascotas abandonadas. Mis lágrimas caían una tras otra, lágrimas culiás, les digo ahora con cariño cada vez que están con intenciones de asomarse y yo ahí con los brazos vacíos y cruzados sin saber que hacer, apenas con algo de comida que no alcanzaba ni para alimentar al mas chico de uno de los cachorritos, esqueletos sonámbulos caminando entre medio de los cerros llenos de rocas y árboles. Recordar esa imagen, como bajaban los perros moribundos de los cerros hacia mí, es horrible. Fue ahí cuando sentí la verdadera sensación del abandono, tenía temor de quedarme, no podía irresponsablemente hacerles cariño por miedo a infectarme con sus sarnas avanzadas. Me subí al auto, puse el pié en el acelerador y paradójicamente arranqué en forma desesperada y al salir de ese infierno, hice una de las promesas que mejor he cumplido en mi vida, en caso de encontrar a Pillín y Café, volvería a ese camino aunque fuera con agua, pan duro y huesos pelados.

Pasó el tiempo, a través de mis experiencias aprendí que el sufrimiento sentido con la muerte de mi madre, era similar aquel que sentían algunas mascotas que nunca logré acariciar hasta el día de hoy, con aquellas que son abandonadas en un lugar preciso, las que nunca se alejan de ese lugar, que se dejan morir de pena sin querer alimentarse, esperando por instinto que su amo vendrá a buscarlas, y en su espera, mueren. Mascotas abandonadas por sus dueños.

Asimilando abandonos, pensé en aquellos padres que lo han dado todo sacrificándose por sus hijos, estos crecen sintiéndose dueños del mundo adolescente, juvenil, e inmaduramente aún en crecimiento a ser sabios, se equivocan, esos hijos no piensan en que aquel sufrimiento paterno puede cambiar toda la vida de una madre o de un padre, no piensan que ese abandono puede traer crueles consecuencias familiares y personales. Padres abandonados por sus hijos dejados en asilos para evitarse la vergüenza de alguna enfermedad.

Asimilando abandonos encontré también el de la amistad, cuando dos amigos se aman deben confiar plenamente el uno en el otro, aquí no hay envidias, no hay celos e inseguridad, el pololeo, me decía mi padre, es una amistad verdadera mas íntima. Cuando un amigo desconfía poniendo en aprietos al otro cerrándole la puerta de una vez sin siquiera pensarlo, es exactamente lo mismo que le hacen a una mascota, la tiran por la puerta trasera de un auto en marcha, o la sacan a escondidas detrás de la maletera para tirarla en algún lugar. El abandono es traición.

Todo lo que traiciona a la larga te lleva al abandono…

En el abandono uno siente que pierde todo lo bueno que produce la compañía de otros al sentirse desamparados al no recibir caricias y protección, se nota indefenso, que la situación en que se encuentra no es suficientemente fuerte como para defenderse a sí mismo. Se siente desamparado, huérfano, desvalido, afligido, rechazado y triste, deja de comer.
Cambia su sensación de seguridad por la de inseguridad.
En el abandono se siente el cese de control, los acontecimientos son incontrolables para quien lo sufre. Hay que ceder, rendirse o someterse, sentimiento que acaba inhibiendo la motivación y hace que el “sujeto” deje de actuar y entre en una fase de pasividad desesperada. Cuando alguien se siente impotente para cambiar una determinada situación o estado de ánimo, esto puede acabar desembocando en un sentimiento de desesperanza cayendo en depresión. Lo mismo es en los perros abandonados. La muerte se los lleva.

El abandono puede ser absolutamente delicioso o terriblemente doloroso. Visto en su vertiente negativa, el abandono se intensifica con una soledad amarga. El ser traicionado, desamparado, separado de un ser querido, puede ser una persona o un animal, la única compañía que le queda es la de la pena, el miedo, la incertidumbre. Si se ha abandonado a alguien, a todo ello se mezclan el pesar y los remordimientos, solo espero que aquellas personas que abandonan a su mascota nunca dejen de sentirlo.
Afortunadamente, el abandono tiene sus momentos buenos. Instantes de calma, de reposo. Uno se abandona al sueño, a la pereza, a la caricia del sol…en los perros esa etapa puede durar de cuatro a dos semanas. En los humanos también puede ser la hora exquisita de las confidencias.


Sabes que?...hoy mi mayor estímulo ha sido Rayo Boy y Catalina, ellos estaban ahí, como sabiendo que algo raro pasaba en mi corazón. Rayo no ha dejado de buscar su pelota para tirarla a mis pies, toma, es tuya, te la regalo, juguemos?...y Cata al escuchar la música de mi Calamaro, se pone de pie en sus dos patitas, se afirma de mi cadera e insinúa…¡bailemos!…ahí están ellos, dos abandonados que un día se los robé al camino, ahí están ellos, dos abandonados que amo mas que la cresta, que no cambiaría por nada del mundo esa felicidad agradecida que me entregan a diario, que no me ponen en contra de la pared, que no me celan cuando traigo olores de otros perros, que se alegran cuando me ven llegar para orinar en las ruedas de mi auto, que no se enojan cuando lleno mi auto con cosas ricas sabiendo que no son para ellos, que no me levantan la voz cuando les llamo la atención, que no me traicionarían dejándome botada en un camino...en medio de la noche, ni tampoco me eliminarían del facebook.

Ellos confían plenamente en mí entregándose en alma y vida, como diciendo que puedes hacer de mí una obra de tu amor. Que yo puedo experimentar que el amor es fuerte como la muerte y como la vida.

No dejo de sentir mi corazón junto a ti, es lo que debe pensar aquel perro que sufre en el abandono esperando a su amo.

Lee y piensa bien si crees estar en un hoyo, trata de subir, y si tienes una mascota, valora lo que te puede entregar sin condiciones, quizás sea la única que estará esperando ansiosa que puedas tapar ese hoyo para alegrarte la vida como ningún humano. Piensa bien en este sentimiento, el abandono, antes de hacerlo, mira a sus ojos, acaricia su cabeza. Verás que la comunicación siempre se da cuando por lo menos lo intentamos.




El recuerdo de mis faltas me humilla
y me lleva a no apoyarme nunca en mi propia fuerza,
que no es más que debilidad.

A mirar hacia adelante y comenzar, siempre comenzar.


NO MAS ABANDONO DE PERRO


Si deseas adoptar un perro del camino, por favor comunícate lo antes posible, hay cientos de abandonados que están esperando una oportunidad, no las niegues.


Marcela Opazo

Tú también puedes ayudar

Tú también puedes ayudar
Se creó este espacio a pedido de las personas, como advertencia que ésta, es la única cuenta autorizada de Los perros del camino para recibir donaciones en caso que quieras ser parte de la solución. Cuenta Vista o Rut del Banco Estado, N°72577655 a nombre de Marcela Opazo con copia transferencia a losperrosdelcamino@gmail.com Revisa nuestra página Agradecimientos, donde publicaremos quienes son los que realmente ayudan, si es que lo hacen. En caso de hacerlo, todo se va en beneficio de PERROS, alimento, esterilizaciones, incluidos refugios de perritos de amigas que no tienen como darle de comer a los perros abandonados que ellas albergan y protegen en sus hogares que han pasado a ser refugios clandestinos. Muchas gracias.

Translate

Adopta un perro del camino

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.
Soy Rayo Boy, un pointer braco, me gusta mucho correr, conoce mi historia, es de un principe.La señora que escribe en esta página se enamoró de mí, y hoy duermo en su sofá en medio del living. Hoy pertenezco a una familia hermosa, tengo un collar con mi identificación y todo lo que necesito. Fui un perro abandonado en el camino, tracionado, pero gracias a esta página, estoy rehabilitado, y muy feliz.

Mi lista de blogs

Videos de los perros del camino

VOLUNTARIA

Entradas populares

Para tí...que te la juegas por nosotros.

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"
Castigo para los que abandonan y maltratan a sus mascotas, con multas y cárcel. NO MAS MALTRATO, NO MAS ABANDONO.NO MAS MATANZAS DE PERROS.

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Como no agradecerles todo el amor que me entregan a diario, toda esa comprensión que tienen cuando les digo...vamos al camino...y ustedes de siempre me han acompañado, me han ayudado, con frío o calor.
Gracias a mi linda familia, a mi esposo, a Dany y Marce, creo que sin ellos, yo no podría estar todo lo que he estado en estos años.
Gracias también a mis padres, ya que ellos fueron quienes me enseñaron a querer a los perros especialmente.
Los amo y lo saben de sobra, me da lo mismo que me digan mamona...jajaja, y a mucha honra.
Y por supuesto también a quienes han creído en mí por años.
Marcela

Queda prohibido...

ADOPTADOS

ADOPTADOS
Haz clic sobre la foto y verás algunos de los que han sido adoptados. Muchas gracias a quienes con respeto, y cariño los han aceptado como parte de sus familias.

Los Grandes del Camino.

Los Grandes del Camino.
Gracias por tu apoyo.

SE BUSCA

SE BUSCA
"Poqui o Poquita"

SE BUSCA

SE BUSCA
Enterate como el amor puede cambiar vidas.

Nieve en el camino

Nieve en el camino
Mirame bien, así es el camino con nieve, el frío que se siente es horrible, y tu ...bien abrigado en tu hogar. Yo tenía un hogar, un amo, y éste, me abandono al hambre, la soledad, la muerte, frío, sed...no se si podré sobrevivir.

La sarna, la tiña, los hongos...

La sarna, la tiña, los hongos...
hoy tienen solución, buscalas.