30 de noviembre de 2008

Serenidad


Son las 1.09 hrs. de la madrugada. Vengo llegando del camino, junto a mi esposo y Macarena. Fue una tarde con rabia e impotencia al descubrir que los perros del camino estaban muertos de sed, no falta la gente malvada que tan solo por hacer daño sacó las tinetas que hemos llevado donde les ponemos agua. Esta petición es para las personas que van al camino, pedirles por favor que no cambien las tinetas de lugar, hay sectores que es casi imposible sobrevivir porque no hay agua en esos lugares, el río les queda demasiado abajo, y para llegar a el, algunos tienen que pasar jaurías que son bravas y no los dejan pasar, se arman las peleas hasta matarse, haganme caso, ya que al cambiarlos le quitan la posibilidad de poder sobrevivir, muriendo deshidratados, por el calor y la sed.
Cuando veníamos de vuelta, mas encima pasa un desgraciado en jeep, a exceso de velocidad, y pudiendo haberse detenido, atropella a una pequeñita que dejaron la semana pasada, como siempre ni siquiera fue capaz de parar para ver si le había pasado algo, gracias a Dios, la protegió, y solo fue el tremendo golpe, ojalá que no traiga consecuencias mañana.
Volviendo a oscuras, bajo un cielo lleno de estrellas luminosas, donde el silencio hacía presa de la noche, deteniéndonos a recargar cada nueva tineta con agua...vuelvo con el corazón inmensamente feliz por haber entregado como siempre este día de amor que llevamos a cabo nuestra Teletón a ese camino que tantas historias esconde, que tantas penas y alegrías me ha dado. Otro día mas que puedo decir labor cumplida, con el corazón hinchado de alegría. Que mas quisiera yo que vieran mis ojos como brillan al escribir, que sensación deja en mis letras.
Ponemos la radio para saber mas de la campaña, escuchamos a Leonardo Farkas que dona mil millones de pesos...si tan solo donara cincuenta para los perros del camino de Chile...digo en voz alta, que diferente sería el mundo de aquellos abandonados, verdad.

Son las 1.25 de la madrugada.
El Estadio Nacional de Santiago de Chile, está repleto de gente esperando el último computo de la Teletón, han sido horas de conocer historias tras historias, conocer padres maravillosos que se han entregado entero a sus hijos discapacitados. Como no volverme a emocionar con esa pequeñita que nació sin bracitos, bendecir a sus padres por esa fuerza que tienen al sobrellevar esa pena desde que la madre supo esa horrible noticia en la ecografía cuando estaba embarazada de tres meses que su hija venía sin brazos. Como ese padre que fue para su hija sus propias piernas al trasladarla cada día al colegio y luego a la universidad...son tantas historias que guarda esa tremenda campaña solidaria que es nuestra Teletón, la que fue pionera en Sudamérica, son treinta años de unirnos por una causa en común. Unámosnos por una verdadera Perrotón.

En el estadio la gente canta y baila con Luis Crespo, en espera del próximo computo nacional...vamos Chile que se puede.

¿Donde estará mi primavera...?

Son las 1.47 hrs. de la madrugada...hay nuevo computo.

$ 14.773.943.684

Son las 2.30 hrs. de la madrugada...hay nuevo computo

$ 16.589.850.127 ...meta cumplida con honores.

El estadio ruge, chifla...retumban ecos en la cordillera. La esperanza renace.

Solo agradecimientos a ese gran hombre que es Don Francisco, que sin su perseverancia por llevar a cabo un sueño, muchos niños habrían quedado en el camino del olvido.

Por un Chile mejor,
por una sociedad menos egoísta.

Dios me conceda la serenidad
para aceptar aquellas cosas que no puedo cambiar,
el valor para cambiar las que si puedo,
y la sabiduría para reconocer la diferencia.



28 de noviembre de 2008

Teletón


Ya estamos en tierra derecha, como quedarme en silencio ante estos treinta años de Teletón en nuestro país. Mágica manera de unir a un país por una causa. Las emociones en mi mente son fuertes al recordar aquellos comienzos de 1978, cuando nadie siquiera hubiera imaginado la cantidad de centros de rehabilitación que hoy existen, y aún queda necesidad de crear mas.

Estaba en todo mi esplendor, la vida me sonría, tenía miles de sueños en mi juventud, por radio, televisión, diarios, todo medio de comunicación que existía, se llamaba a donar dinero por una causa a la cual pocos le tenían fe, pero hoy es nuestro mayor orgullo como país, juntos hicimos que la Teletón existiera,que increíble es recordar.
¡Como no emocionarme!..., me emociono con los perros que a muchos no les dice nada, imaginense como me emociona la gente cuando realmente se une de verdad ante una tremenda campaña solidaria. Que mas quisiera yo que todos los que estamos en contra del abandono de perros, nos uniéramos para hacer una verdadera campaña de educación en tenencia responsable de mascotas, que distinto sería nuestro mundo unido en favor de una cultura animal diferente a la de hoy. Donde no existieran mas los perros del camino. Quizás moriré soñándolo, pero me quedará el placer de haber luchado por ese sueño.

Aunque no lo crean, detrás de mi fuerza, soy tremendamente sensible, quizás es la edad, las experiencias acumuladas a través de los años, que nos llevan como humanos que somos a descubrir el camino hacia la sabiduría.
Como no recordar ese brillante discurso de Don Julio Martínez, esa noche cálida de primavera, donde al día siguiente, por primera vez se constató que debido a esta primera unión nacional, no hubo denuncias de delincuencia, era un lindo logro.
Dicen que cuando uno empieza a recordar se está poniendo viejo, entonces yo he sido vieja toda mi vida, guardo mis recuerdos en un hermoso baúl imaginario, que cada cierto tiempo abro para volver a revivirlos. Los recuerdos se atochan en mi mente por salir...cierro mis ojos y me encuentro recostada a oscuras en el sofá de cuero de la que fue mi casa de soltera, acompañada de mi madre y de mi hermana, cubiertas por una frazada para mitigar el frío que existía, viendo aquellos niños inválidos que a través de sus sonrisas nos hacían soñar, ver aquella fuerza infantil, ver que han pasado los años y esos niños hoy son hombres y mujeres que han logrado en parte llevar a cabo sus sueños, y pueden ser integrados como partes iguales a nuestro país. Eran noches lindas donde el sueño no existía para estar presente en ese evento, de no perderme ni un minuto con tal de estar ahí. Como no emocionarme cuando he vivido en carne propia la discapacidad del ser mas querido: mi madre. Reconocer que me costó mucho hacerme a la idea que nunca mas la vería caminar, que nunca mas me acompañaría a vitrinear, que nunca mas se tiraría al suelo a jugar con sus nietos, y aquel día cuando lo logré, la tomé en mis brazos y la acompañé al baño, que orgullosa me sentía de mi misma, de haber aceptado esa incapacidad que tanto dolor nos causó como familia y mirándola a los ojos le decía que la amaba, y ella me decía: no te da vergüenza que te vean conmigo en una silla de ruedas, a lo que yo respondía...me siento orgullosa de poder empujar tu silla...y mi madre sonría. Desde entonces me pongo en el lugar de esas madres y padres que les ha tocado vivir esta realidad, que es muy dura cuando toca nuestra piel, por aquellas personas y por las que vendrán, que hoy vuelven a tener esperanzas en un mañana mejor. Con fe, la esperanza revive.

Los años no pasan en vano, he sido parte protagonista de estos treinta años construyendo, aportando conciencia cultural a través de esta unión y de nuestras donaciones...por esa unión, por esos sueños, por esas esperanzas...

No te olvides que la cuenta Teletón es la Nº 24.500-03.

Como dice mi hija: Vamos que se puede.
Como digo yo: las utopías no tendrían sentido si no existieran espíritus capaces de soñarlas.
A confiar que mañana podremos decir: tarea cumplida.

Yo estoy presente...y tu?

NO MAS ABANDONO DE PERROS

Marcela Opazo
Los perros del camino

25 de noviembre de 2008

Poodle en la calle


Este llamado es para tí, quizás se te perdió tu perro o perra poodle, entonces lee con atención, e intenta ir a buscarlo...si lo es, por favor avísanos.

El perro de la foto, es un poodle blanco, está sucio su pelaje, al parecer de tamaño enano, no se sabe si es macho o hembra, es muy tranquilo,dócil, está abandonado o perdido en la calle aproximadamente desde Agosto, se encuentra en el paradero 23 de la Av. La Florida, en la Villa El Alba, al final de la calle Trinidad con pasaje Cochrane en el paradero 21, acostumbra a recorrer esos pasajes. Quizás alguien le esté dando comida y pueda dar mas detalles.

Confío en que si lo conocen le dirán a la dueña de este escrito, o de lo contrario alguien que lo quiera adoptar, así evitaríamos que siga exponiéndose y sufriendo en las frías calles de nuestra ciudad, y cuando me refiero a frías, es a las personas, de seguro han pasado a su lado cientos de ellas, y ninguna se había percatado que es un perro de pequeño tamaño, fino, y que necesita de los humanos para sobrevivir.

NO MAS ABANDONO DE PERROS

Marcela Opazo
losperrosdelcamino

24 de noviembre de 2008

"Fernando, del Chaco."


Quizás les parezca raro este escrito, pero es cierto, conozco la historia de Fernando desde que era una niña, ojalá que un día lleguemos a tomar conciencia de la importancia de un perro en nuestras vidas y darle el lugar que a se merece.

Fernando fue un perro mestizo que se ganó un lugar en la historia y el corazón de los habitantes de la provincia del Chaco (Argentina).
Poseía un instinto particular que lo hizo amigo de todos los habitantes. Su figura era popular y no había reunión social o artística que no contara con su simpática presencia silenciosa, como si gustara y disfrutara del espectáculo. Sobre él se escribieron varias notas en diarios y revistas de Argentina y del extranjero, y hasta mereció un comentario de Arturo Barea por la BBC de Londres.

Fernando tenía por costumbre cumplir meticulosamente sus recorridos, y nunca faltaba a la Plaza Central, donde cumplía una de sus grandes pasiones: perseguir gatos.
Una de sus rutinas diarias era ir a la sucursal local del Banco de la Nación Argentina, donde se hacía presente a las seis de la mañana para ingresar junto a los empleados y desayunar con el gerente. El perro tenía acceso irrestricto a cines y espectáculos, y si la función no era de su agrado se retiraba orgullosamente. Al día siguiente el comentario de la función dependía de lo que había hecho el can.

En la mañana del 28 de Mayo de 1963 lo encontraron moribundo frente al Banco Español
(hoy Banco Río).

Horas después Fernando entraba en la historia del Chaco. Más de un negocio cerró sus puertas en señal de luto, la Banda Municipal de Música interpretó marchas fúnebres. Las casas cerraron las ventanas en muestra de respeto hacia un animalito que había conquistado a toda una ciudad, que había sido compañero en los momentos buenos y malos junto a los habitantes, sus compañeros de juerga.


Fernando es el único perro que tiene dos obras en la ciudad de Resistencia, capital de la provincia del Chaco y conocida como la "ciudad de las esculturas". A fines de Mayo suelen aparecer anónimas ofrendas de flores al pie de las estatuas, una ubicada en la entrada al Fogón de los Arrieros y la otra frente a la Casa de Gobierno provincial.

¿Que les pareció?...¿Lo conocían?...y es real, existió.



Y a seguir confiando...

NO AL ABANDONO DE PERROS

Marcela Opazo
Los perros del camino

21 de noviembre de 2008

"Huesitos..."


Hace aproximadamente siete años, un día nos avisaron a Uapas, que en la calle Franklin con Arturo Prat había una perra que estaba muriendo raquítica y sarnosa. Fuimos a ver si era real y nos encontramos con una perrita ultra tierna,de tamaño medio, raquitica, desnutrida, sarnosa, con una oreja cortada y mas encima preñada, era una cosa que parecía alfiler, pero en su rostro tenía tanta humildad que nos ganó. La tomamos, llevamos a nuestro primer refugio, ella fue por no decir la primera, una de las primeras perras del comienzo de nuestra odisea refugio. Decidimos esterilizarla, y nos encontramos con cinco perritos muertos dentro, aun nos preguntamos como pudo vivir este esqueleto que de ahí en adelante le llamamos "Huesitos", porque era puro hueso, le hizo honor a su nombre. Estuvo en tratamiento para su piel, empezó a engordar, se repuso increíblemente bien. Sus compañeras de aquella época, algunas se fueron en adopción, otras fallecieron, y ella se fue quedando sin querer, hasta el día de hoy, se ha convertido en nuestra reliquia, debe tener mas o menos nueve años, ocho casi con nosotros.
Cada vez que me pongo a pensar en los refugios para perros, no me puedo sacar de mi mente a Huesitos, lleva tantos años encerrada en el albergue esperando una oportunidad, siempre en su habitación de un metro por un metro, ahí vienen a mi imaginación sueños que tal vez nunca se puedan realizar, como verla correr por un parque tomada a una trabilla tirada por su amo, pero es un sueño. Me la he jugado tantas veces por darla en adopción, pero aún no tiro la esponja. Así como ella se fue quedando, hay otras que también esperan por esa oportunidad, pero Huesitos es la mas antigua de todas las huéspedes.

Solo la daríamos en adopción a alguien que realmente la ame, de no ser así, mientras exista el refugio, ahí se queda, no hay apuro me digo, pero claro que lo tengo, personalmente siento que la vida se nos va tan rapido, y desde ayer a hoy, pareciera que solo ha pasado un día, pero no, han sido ocho años encerrada como si estuviera en prisión, por lo menos tiene alimento, techo...pero y el cariño de una familia...¿cuando?. Pensando en ella, poniéndome en su lugar, es horrible estar encerrada sin haber cometido pecados que lo acrediten, Huesitos nunca mas volvió a salir después que ingresó, solo ha sabido del amor entregado por la agrupación quienes le hemos dado lo mejor de nosotros. Creo sería de mi parte egoista no darle esta oportunidad de poder encontrar a esa familia que yo sueño para ella.
No les parece que es bueno intentar aquí darle una nueva oportunidad, de devolverla a ese mundo lindo de cariño que tenemos algunas personas.

Mirenla ahora, es bellísima, y eso que tiene una orejita cortada. Personalmente la quiero muchísimo.
Huesitos espera por tí...temo que un día ya no esté, ya no tenga derecho a esta oportunidad...si te decides a adoptarla, por favor comunicate conmigo, como comprenderás las reliquias tienen un gran valor...eso es ella para mí. Que mas quisiera yo que darle una nueva oportunidad, seguiré soñando con ella.

Por una nueva oportunidad, por el cambiar una vida de encierro por una vida libre

NO MAS PERROS ABANDONADOS

Marcela Opazo
losperrosdelcamino

20 de noviembre de 2008

Valdivia...respondan a este llamado.


Hoy, Cucha tiene un hogar, pronto será esterilizada, la vida le dio una nueva oportunidad junto a Federico y Silvia. pongámoslos la mano en el corazón e intentemos que esos cinco cachorritos que llegaron a nuestro mundo puedan ser felices en un nuevo hogar, ellos necesitan la oportunidad de tener una linda familia. Quedan cuatro cachorros, dos hembras y dos machos, ya cumplieron un mes, por si tu estás interesado por favor comunícate con Federico o Silvia a sus celulares 97997776 o
99186594, también a su casa de Valdivia al 430287. O sino a su correo sparraparedes@gmail.com

En la esperanza que esta historia pueda ser conocida por las personas que vivan en Valdivia para poder tener la facilidad de darlos en adopción, confiando en que pronto llegará esa oportunidad, les agradezco a todas las personas que habitan esa hermosa ciudad, y que siguen este blog dedicado a todos los perros del camino…ese camino puede ser el tuyo, el mío o el nuestro.
No lo olvides. Chile, tiene muchos caminos, caminos donde hay soledad, penas y sufrimientos...solo faltas tú para que le tiendas la mano a un perro abandonado.

NO MAS ABANDONO DE PERROS

Marcela Opazo
losperrosdelcamino

"La Cucha"...Atención Valdivia.

La Cucha, vive en la ciudad de Valdivia, es una perra mestiza tamaño mediano color café zanahoria, quedó abandonada en la calle el día que sus amos decidieron irse de su casa a otra ciudad, a escondidas y sin dejar rastros.
Desde aquel abandono ya han pasado dos años, los que han sido terriblemente duros para una perra que vive en la calle, en una ciudad que se le conoce por lo lluviosa, una ciudad que está ubicada en el sur de Chile. Lamentablemente supo conocer lo hostil, la tristeza de las noches solitarias sin estrellas, acompañadas de viento, frío, todo ese sufrimiento ha cambiado la alegría que antes tenía en sus ojos, hoy su mirada es triste, lejana, ya no es la perra feliz que corría tras los niños cuando estos jugaban a la pelota, o cuando salía persiguiendo los gatos de sus vecinos. La vida la cambió desde que sus amos brutalmente decidieron abandonarla y mandarse a cambiar como los cobardes.
Aprendió que para estar sola abandonada en la calle, tiene que saber agachar el moño, humildemente para dar lástima y algún vecino se apiade de ella, y le acerque un pellet, o un poco de comida casera, pero así como hay vecinos de gran corazón, no falta el desgraciado que la echa, le tiran piedras y ahuyentan con palos.
Durante este tiempo, Cucha ha tenido tres partos, uno de ellos fue en pleno invierno, en medio de un feroz temporal, estando tan cerca, nadie se percató que ella estaba preñada, que iba a necesitar un lugar calentito para que sus crías vinieran abrir sus ojos en este mundo. Aquel día Cucha buscó en un humedal un hoyo, rascó y rascó, hasta que logró agrandarlo, quedando convertido en una cueva, donde parió a sus hijos. La buena voluntad de algunos vecinos intentaron sacar lo antes posible a los cachorros de ese lugar, pero con tan mala suerte que ya era muy tarde, por su difícil acceso, así los cachorros fueron creciendo y saliendo por sí solos de su cueva, de a poco se los empezaron a ganar, tirándoles pedazos de carne y granos de comida.


Cuando los cachorros lograron salir los vecinos los tomaron, les buscaron una casa, mientras de a poco se empezaron a ir cada uno de ellos a sus nuevos hogares, donde confío que los querrán y respeteran.
A medida que iba pasando el tiempo, Cucha siguió de casa en casa de los vecinos, se convirtió en la regalona de la cuadra, pero ninguno correría el riesgo de quedársela por a, b, o c motivos, jamás pensaron que la historia se volvería a repetir y meses mas tarde volvió a dar a luz en forma que nadie siquiera sospechó… parió en medio de la calle tratando de llegar al pasaje y sus cachorros fueron quedando en el camino, siendo atropellados sin piedad. Fue ahí en donde Silvia la inscribió en un programa de esterilización de la Universidad, pero la lista es gigantesca, hay que esperar que llegue su turno durante mucho tiempo.
Fueron pasando los meses, Cucha, volvió a cruzarse, pero esta vez Federico, un vecino del pasaje y Silvia, al verse tocados por el sufrimiento de la Cucha, prometieron darle un hogar, a pesar de saber que la perra estaba acostumbrada a callejear, que intentaría salirse por cualquier lado donde pudiera. En uno de esas cotidianas arrancadas a dar una vuelta por la calle

Llegó el momento del parto, y para mas remate le tocó cuando andaba en la calle, en eso se acercó uno de esos típicos personajes que odian a los perros, se le acercó para tirarle bencina, como una manera de echarla del lugar y se fuera a parir a otro lado. Al buscarla, la encontraron tirada en la calle pariendo y quemada con bencina. Federico y Silvia la tomaron, la llevaron a su casa, le acomodaron lo mejor que pudieron una caja donde vendrían mas tarde sus retoños, mientras tanto limpiabamos sus heridas para mitigar un poco el nuevo sufrimiento de esta pequeña.
Nacieron cinco sanitos cachorritos, Cucha por fin por primera vez desde hace mucho tiempo, se sintía protegida en un lugar seguro para ella y sus cachorros. Y como recordando antiguos tiempos, decidió hacer en medio de la leñera una cueva donde fue colocando uno por uno a cada uno de sus cachorros, como lo había hecho antes para protegerlos en caso que algo sucediera.
Hoy, Cucha tiene un hogar verdadero, pronto será esterilizada, la vida le dio una nueva oportunidad junto a Federico y Silvia.

Confiemos que habrán mas Fedéricos y mas Silvias en nuestros alrededores.

Continúa.
NO MAS ABANDONO DE PERROS


Marcela Opazo
losperrosdelcamino

4 de noviembre de 2008

"Bengi"


Subiendo por el camino, miro hacia delante, me parece extraño alguien que está a la orilla de la berma, no lo conozco, es un huésped nuevo, nos detenemos, me bajo del auto pausadamente, intento acercarme, pero no me deja, se aleja. Bueno me digo a mi misma, para la próxima podré hacerlo. En frente mío había un perrito mestizo de raza poodle, mas pequeño que lo normal de un estándar, su pelaje aun demostraba algo de corte peluquería, de tonos grises, al parecer recién llegado, con miedo, inseguro, sus ojos delataban una mirada llena de tristeza, mirada que caló hondo en mi desde aquel momento, y cuando esto sucede significa que no me detendré ante nada para poder recuperarlo…siempre confiando en Dios y en mi amigo, sin su fuerza y confianza, mi vida no sería nada. Aprendí aceptar lo que ella me entrega, tratando de no irme en contra cuando no estoy de acuerdo con el destino.

Al viaje siguiente me encuentro con Manolo, otro de mis grandes amigos perrero, nos detenemos a conversar y me pregunta: ¿Viste al Bengi…?
Fue así como Manolo bautizó al perrito chascón peludo inseguro…desde ese momento, pasó a ser para nosotros: el Gran Bengi.

Al pasar los días, cada vez que llegábamos al lugar donde sus amos lo habían dejado, Bengi, se sentaba a la orilla de la berma a esperarnos, de a poco se fue acercando, se fue dando cuenta que nosotros no éramos como los humanos que el conocía, empezó a mover su colita, nos hacía fiestas y corría hacia nuestro auto.

Ese día le ofrezco una fuente con comida, esa que manda la Melita para “mis niños”, la de cachorro…le hizo chupete del hambre que tenía, y para estar mas cómodo la afirmaba con una patita, mientras que con la otra, la raspaba para sacarla. Ese día pude poner en su cabeza, mis primeras caricias de reposición de dignidad canina.
Cierto día domingo, sin tener nadie que me acompañara, por culpa del futbol, recorro el sector, paso por donde él me esperaba, les dejo su comida, lleno su pote de agua, lo vuelvo a acariciar, le digo que no se quede muy a la orilla, que los salvajes del volante no respetan seres humanos, menos respetarán perros abandonados, al parecer no me entiende, me subo al auto y me voy. De repente miro por el espejo retrovisor del auto…lo veo a el, tan pequeñito, tan delgado, se le hacían la nada misma sus patitas para poder seguirme.


Como siempre que sucede, me detengo, tomo piedras para tirarle y lo echo a su lugar. La intención no es pegarle, sino demostrarle que yo lo mando, que tiene que aprender a obedecer, que no quiero que se exponga a que lo atropellen. Se da media vuelta y se devuelve, me subo a mi auto, vuelvo a mirar hacia atrás, y otra vez Bengi corriendo. Otra vez me detengo para volver a tirarle piedras, se vuelve a devolver, vuelvo a subirme al auto pensando que ya no me seguirá, pero me equivoco, Bengi corre como un chita tras de mí…me emociona verlo, desde los tiempos de Rayo Boy, que un perro no me volvía a seguir con tanta insistencia, y a los que lo hacían, los devolvía a piedrazo limpio…jajaja, hasta que lo conseguía. Intento no hacerle caso, pienso, ya se cansará, pero algo en mi me detiene, el temor que le pase algo, el temor que lo atropellen. Acostumbro hacer cambio de luces cuando un vehículo viene a toda velocidad, como para avisar que hay perros en el camino y tengan cuidado.
Me remuerde la conciencia, me detengo, lo subo al asiento trasero, me doy media vuelta y lo voy a dejar a su lugar. Te quedas aquí…le mando.

Así fue como Bengi se ganó el cariño de nosotros, era demasiado juguetón, pegote quizás, por eso lo abandonaron, era un perro de piel y lengua, de sentir que alguien lo quería y a la vez demostraba que el también sentía cariño hacia los demás, sin importarle si eran humanos o perros.

Cierto día de la semana, me llama Gustavo para decirme que hay un perro muerto, le pregunto como es, me da todas las indicaciones del Bengi, me las sufro, me arrepiento de no haber podido hacer mas. Con el dolor de saberlo muerto, subo al camino, voy llegando a la curva, miro hacia el frente…noooooo…Bengi, Bengi, Bengi…eres tu. Y las lágrimas comienzan a rodar por mis mejillas…que tonta, que estúpida soy, si solo es un perro quiltro abandonado que a nadie le sirve. Bengi me mira, mueve su cola, se para en dos patas y lengüetea mi brazo.

¡Que importa que haya llorado…si esas lágrimas eran de felicidad!. Quizás ese perro quiltro mestizo de poodle a nadie le sirve, pero a mí me importa. Basilio, saca galletas de huesitos, las unta en la pasta de pollo y se las da a comer en premio de existir.
Desde ese día, Bengi y Canito, se vuelven inseparables, ambos corren detrás de nuestros autos, hasta que Maca y Rodrigo deciden subir a Bengi, Gutty y Vale, a Canito. Ellos son nuestros nuevos acompañantes, junto al mamón de Gonzalo que patudamente, se sube a la maletera de mi auto.

El sábado 1º de noviembre, decido llevar una tijera de peluquería por si acaso, …jajaja, me digo, por si acaso logro darme el tiempo de hacerlo. Al llegar al lugar de Bengi, le digo: venga para acá mi amigo…y comienzo a cortar su pelo lleno de espigas y enredado en motas, aprovecho también de sacarle garrapatas que se había agarrado. Los demás me echan tallas, mi esposo se ríe y cuenta las anécdotas con la tijera…que hay que tener cuidado conmigo, que cuando tomo tijeras, hasta las ligustrinas se esconden en mi casa. Mientras yo sigo haciendo la tarea que me había propuesto, ellos continúan cambiando agua y dando alimento. Bengi se porta excepcional, como si supiera que le estaba haciendo un bien, se deja, se entrega a mis manos. Luego se suben a los autos, pero nos damos cuenta que Canito y Bengi, huelen fétido, como a perro muerto, quizás en quién se habrán revolcado, nos preguntamos, y decidimos no llevarlos a pasear en esa jornada. No vemos a Gonzalo.
Al día siguiente, ya más tranquila, me propongo llevar nuevamente mis tijeras, además de shampoo, toalla, y cepillos para peinar, con la sola idea de ir a bañarlos. Lo conversamos, decidiendo llevar a Canito y Bengi a bañar, al lugar donde acostumbro hacerlo con los perros que se suben a mi auto, para que estén limpios, huelan mejor, no contagien ni infecten.

Todos nos preocupamos de ellos, de hacerlo lo mas rapido posible, porque el agua está helada, pero el calor está de nuestro lado, rapidamente los secamos con toallas y los ponemos al sol.


Bengi y Canito, vuelven a sonreir, ellos saben que hay personas que los estiman, que los quieren, los vemos subir y bajar los cerros, juntos, Bengi llena de besos a Canito, se los da directo en su hocico, Canito como señorita inocente baja su mirada y se arranca, un poco mas y se sonroja...nos reimos.

Tomo a Bengi en brazos, termino de peluquearlo, intento dejarlo lo mas mono posible por si alguien lo ve, se pueda enamorar de el, y llevárselo, entonces le tomo fotos para subirlo a internet con la esperanza de poder darlo en adopción.
Llegando a casa, reviso las fotos y me doy cuenta que en vez de tomar una foto, apreté el de camara, y vean con lo que me encuentro...Este es Bengi, se los presento...no es un gran video, támpoco hay intenciones nuestras de ganar algún premio, de hacer grandes videos, sino la sola idea de dar a conocer imagenes donde ustedes se puedan conectar con estas historias de los perros del camino

Bengi corre de un lado a otro, se nota que ha vuelto a ser feliz, y de una u otra manera intenta ser agradecido, salta, me lengüetea, da besitos...es el nuevo Bengi del camino.
Terminada nuestra jornada, volvemos inmensamente felices por haber hecho algo en beneficio de aquellos desgraciados del abandono. Siento que mi alma está en paz, por fin hoy tenemos nuevas esperanzas para Bengi, me vengo con la ilusión de hacer lo imposible para darlo en adopción, dispuesta a todo por conseguirlo. Al acostarme como siempre agradezco a Dios por este nuevo día que me ha hecho disfrutar enormemente.

Al día siguiente, 3 de noviembre, prendo mi celular, lo primero que veo es un mensaje de Loreto, con una foto, no logro descubrir ni verificar quien es el perro, pero dice: Bengi, muerto.
No puede ser, NO, me niego a creerlo, presumo que Loreto se equivocó, la llamo al celular para que me diga que se equivocó, pero no, me confirma que es el.
Sigo negándome a aceptarlo, mis lágrimas recorren rapidamente mi cara, por que Bengi. Estoy sufriendo por un perro que ni siquiera era mío...pero un perro que supo ganarse nuestro cariño, con humildad, con sufrimientos en su piel y tristeza en su ojos.

Se vienen a mi mente tantos recuerdos con el en el camino, y me pregunto una y otra vez...¿porque?...por que ahora...

Como nunca ese día tenía mil cosas que hacer, llamo a Maca, le cuento, no lo cree, nos ponemos de acuerdo de ir al lugar.
Por la tarde, echo la pala y el chuzo a mi auto, paso a buscar a Claudia para que me acompañe, allá me encuentro con Maca y Rodrigo que nos estaban esperando. Me fijo en los ojos de Maca, se notan rojos y su semblante no es el mismo. Nos saluda y nos lleva al lugar donde está nuestro Bengi, pero antes me advierte de la imagen que veré.

Al verlo en ese estado, todo roto, con sus tripas al aire, lleno de sangre,moscos que se lo devoran...entonces se me viene a la cabeza el maldito amo que un día lo dejó abandonado en el camino, abandonado a su suerte, que no pensó en el daño que le causaría, en la traición que le entregó supuestamente a su mejor amigo, respiro profundo, tomo aire, ya se siente en el ambiente la descomposición del cadáver, me quedo mirándolo y aún me resisto a creerlo, a pesar de tener la prueba viviente ante mis ojos.

Con respeto lo tomamos, lo ponemos dentro del que será su ataúd, decidimos enterrarlo para evitar que los demás sientan los placeres de la carne.

De repente me fijo que hay alguien que no se separa de nuestro lado, es Canito, su amiga inseparable que conoció un día en el camino. Canito sabe que algo sucede, no se separa de nuestro lado, mientras hacemos el hoyo para enterrarlo, ella cabisbaja nos mira y observa.



Canito sabe perfectamente que ha perdido lo único de valor que el camino le había dado, su mejor amigo.
Sigilosamente cae la tarde , corre cálido el raco, mientras Bengi es enterrado en su última morada. Canito, al parecer no quiere abandonar el lugar, nos acercamos, le hacemos cariño, pero ella continúa ahí. Se para, se acerca y huele las piedras.


Con ánimo de sacarla de ahí, la llamamos, mira hacia todos lados y nos sigue.
Allí queda bajo tierra el cuerpo de un perro que nunca supo cual fue el pecado por el cual su leal amo, lo abandonó cruelmente en un camino.
En cambio en nuestras retinas solo existirán los momentos increíbles en ese camino que guarda tantas tristezas como alegrías en nuestros corazones.
Bengi partió, ha cruzado aquel lugar que yo llamo el puente del arco iris, hicimos todo de nuestra parte, pero el destino fue mas fuerte.


Hoy, en honor a Bengi, unámonos para buscar esa persona que quiera adoptar a Canito, me comprometo a llevarla a su nuevo hogar. No esperemos que Canito sea otra víctima mas del bestial humano como del camino, de los vehículos que pasan rajados sin respetar a nadie.
Si te decides por favor, comunicate conmigo, seré eternamente agradecida.
Confiada en que aparecerá ese amo nuevo que sea bien humano, quiera adoptar a Canito y la lleve a compartir su hogar, me despido con el corazón triste, pero reconfortado por lo menos que Bengi, ya no está sufriendo el daño que le causó su amo.



NO MAS PERROS ABANDONADOS

http://losperrosdelcamino.blogspot.com

Marcela Opazo C.

2 de noviembre de 2008

"Canito"


Es una perra mestiza de cocker, color negro azulado, la dejaron abandonada un día miércoles, junto a su hermana de pelaje blanco con pequeñas manchitas doradas.

Al darme cuenta de ellas, me acerco despacio, pero ambas se tiran a mis brazos para apoderarse de mis caricias, al hacerlo chocan, y se tranzan a pelear…jajaja, me río, he ahí por que las abandonaron, por que pelean entre ellas. Al darme cuenta, les dejo comida en partes separadas, las reto que eso no se hace, tienen que aprender a convivir en la jungla, que habiendo comida y podamos subir, podrá haber esperanza de sobrevivencia, pero sin matarse entre ellas.

Al sábado siguiente, estando en el lugar se detiene un auto, le pregunto que desea, nos dice que anda buscando un perro tipo cocker blanco para adoptar, le muestro a la perra blanca, le cuento que esa semana había llegado junto a la negrita, que están sanas, limpias, que son tiernas, pero el caballero no quiere perra, sino perro, entonces Vale, dice que si se la lleva, ella se compromete con la esterilización. El posible adoptante, cambia de idea. Vale le da su número telefónico para que la contacte y cumplir su promesa.


Los niños se sienten dichosos, toman a la perra en brazos y se van.
Nosotros damos gracias a Dios porque hay un perro menos en el camino. La Negrita que queda, se empieza a sentir a sus anchas, nos mira, le hacemos cariño, la dejamos en el lugar y nos vamos. Al siguiente paradero, vemos que entre los perros de la jauría está la perra negra que habíamos dejado anteriormente, nos había seguido. Vale y Gutty, se devuelven para dejarla en su lugar. Fue entonces cuando Vale decide llamarla “Canito”…¿porque? pregunto…jajaja, por que a mi mamá le decimos así, hay que ir a dejarla…y nos reímos.

A la semana siguiente, Canito ya sabe como se opera en el camino, ella está alerta esperándonos, le damos comida, cambiamos su agua, la dejamos, cuando empieza a correr detrás de los autos, la vuelven a dejar a su lugar, pero ella tozudamente decide volver a correr para seguirnos, Vale teme que la atropellen, así que abre la puerta de su auto y la sube…Canito empezó a sociabilizarse con nosotros y los perros del lugar, sino la subíamos ella corría y corría, hasta que en la jauría siguiente no la dejan pasar, la echan entre todos en forma enfurecida y obligadamente se devolvía regresando a su lugar. En uno de esos regresos conoció a Bengi, con quien hicieron buenas migas, decidiendo Canito cambiar de lugar quedándose a vivir al lado de Bengi, ambos comenzaron a seguir nuestros autos, nadie los detenía, andaban juntos gran parte del tiempo, corrían, jugaban, se besaban, donde iba uno, iba el otro.

Continúa.


NO MAS ABANDONO DE PERROS

Marcela Opazo

1 de noviembre de 2008

"Sabiduría Canina"

Aprende a actuar con sabiduría canina, inténtalo...y te darás cuenta que vale la pena...lean cada una de las frases, meditenla y ponganlas en práctica, verán lo bien que nos sentimos, si lo logras comprender atrevete a dejar un comentario y cuéntame con cual te identificas, ya:

1).- Nunca dejes pasar la oportunidad de salir a pasear.
2).- Experimenta la sensación del aire fresco y del viento en
tu cara solo por placer.
3).- Cuando alguien a quien amas se aproxima, corre para saludarlo.
4).- Cuando haga falta, práctica la obediencia.
5).- Deja que los demás sepan cuando están invadiendo tu territorio.
6).- Siempre que puedas toma una siesta y estírate antes de levantarte.
7).- Corre, salta y juega diariamente.
8).- Se siempre leal.
9).- Come con gusto y con entusiasmo, pero detente cuando ya estas satisfecho.
10).- Nunca pretendas ser algo que no eres.
11).- Si lo que deseas está enterrado, vuelve a cavar hasta encontrarlo.
12).- Cuando alguien tenga un mal día, guarda silencio, siéntate cerca y trata de
ser agradable.
13).- Cuando quieras llamar la atención deja que alguien te acaricie.
14).- Evita morder por cualquier motivo.
15).- En los días cálidos, acuéstate sobre tu espalda en el pasto y date vueltas.
16).- Cuando te sientas feliz, baila y balancea tu cuerpo.
17).- No importa cuantas veces te llamen la atención, no sientas ningún rencor...
18).- Mantente siempre alerta, pero tranquilo.


Las leíste?...y ahora dime con cual te identificas?

NO MAS ABANDONO DE PERROS

Marcela Opazo.
losperrosdelcamino

Tú también puedes ayudar

Tú también puedes ayudar
Se creó este espacio a pedido de las personas, como advertencia que ésta, es la única cuenta autorizada de Los perros del camino para recibir donaciones en caso que quieras ser parte de la solución. Cuenta Vista o Rut del Banco Estado, N°72577655 a nombre de Marcela Opazo con copia transferencia a losperrosdelcamino@gmail.com Revisa nuestra página Agradecimientos, donde publicaremos quienes son los que realmente ayudan, si es que lo hacen. En caso de hacerlo, todo se va en beneficio de PERROS, alimento, esterilizaciones, incluidos refugios de perritos de amigas que no tienen como darle de comer a los perros abandonados que ellas albergan y protegen en sus hogares que han pasado a ser refugios clandestinos. Muchas gracias.

Translate

Adopta un perro del camino

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.
Soy Rayo Boy, un pointer braco, me gusta mucho correr, conoce mi historia, es de un principe.La señora que escribe en esta página se enamoró de mí, y hoy duermo en su sofá en medio del living. Hoy pertenezco a una familia hermosa, tengo un collar con mi identificación y todo lo que necesito. Fui un perro abandonado en el camino, tracionado, pero gracias a esta página, estoy rehabilitado, y muy feliz.

Mi lista de blogs

Videos de los perros del camino

VOLUNTARIA

Entradas populares

Para tí...que te la juegas por nosotros.

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"
Castigo para los que abandonan y maltratan a sus mascotas, con multas y cárcel. NO MAS MALTRATO, NO MAS ABANDONO.NO MAS MATANZAS DE PERROS.

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Como no agradecerles todo el amor que me entregan a diario, toda esa comprensión que tienen cuando les digo...vamos al camino...y ustedes de siempre me han acompañado, me han ayudado, con frío o calor.
Gracias a mi linda familia, a mi esposo, a Dany y Marce, creo que sin ellos, yo no podría estar todo lo que he estado en estos años.
Gracias también a mis padres, ya que ellos fueron quienes me enseñaron a querer a los perros especialmente.
Los amo y lo saben de sobra, me da lo mismo que me digan mamona...jajaja, y a mucha honra.
Y por supuesto también a quienes han creído en mí por años.
Marcela

Queda prohibido...

ADOPTADOS

ADOPTADOS
Haz clic sobre la foto y verás algunos de los que han sido adoptados. Muchas gracias a quienes con respeto, y cariño los han aceptado como parte de sus familias.

Los Grandes del Camino.

Los Grandes del Camino.
Gracias por tu apoyo.

SE BUSCA

SE BUSCA
"Poqui o Poquita"

SE BUSCA

SE BUSCA
Enterate como el amor puede cambiar vidas.

Nieve en el camino

Nieve en el camino
Mirame bien, así es el camino con nieve, el frío que se siente es horrible, y tu ...bien abrigado en tu hogar. Yo tenía un hogar, un amo, y éste, me abandono al hambre, la soledad, la muerte, frío, sed...no se si podré sobrevivir.

La sarna, la tiña, los hongos...

La sarna, la tiña, los hongos...
hoy tienen solución, buscalas.