23 de marzo de 2010

"Bonito o Shadud"

La foto la tomé el primer día en que este maravilloso ejemplar llegó al camino, fíjense en sus condiciones, en su estado de perro saludable, quizás a muchos esta postura hidálguica habría hecho subir la adrenalina a su cuerpo al verse en frente, pero no fue así. El era pura humildad por lo menos con los humanos, conmigo especialmente ya que es a la primera persona que ven luego de ser abandonados, de quedar en estado de shock, cuesta acercarse.


Día feriado, hace seis meses aproximadamente, me encuentro con un nuevo huésped, chuta, un pitbull, una raza a la que la gran mayoría de las personas les tiene rechazo. Siente que llego a su lugar, de seguro no sabe quién soy, me mira de lejos, con mucho temor, sencillamente lo ignoro,la experiencia de décadas en mi protección al perro abandonado en variadas ocasiones, me enseña a comportarme de diferente manera según el tipo raza del perro cuestionado, entonces hablo fuerte para que el me escuche, le converso con voz ronca,dura,golpeada, fuerte para que instuya que yo mando.

Cuando de pronto siento que hay alguien acostado a mis pies, me agacho, lo saludo, le hago cosquillitas con mis dedos en su guatita, el queda ahí, estupefacto mirándome, con unos ojos de creencia e inseguridad. Voy al auto para ofrecerle comida directamente a su hocico, el, no deja de seguir mis pasos, pero temerosamente, con miedo de que yo me devuelva y le pueda pegar, pero no es así, voy a mi auto, despacio saco alimento con mi mano, lentamente estiro mi brazo hacia el, así evito no me tema, le acerco mi mano, y el pausado, se acerca temeroso de algo, de un algo que yo no haré, sacarle la cresta quizás como tantas veces lo hicieron por no obedecer.

Lo noto lento, miedoso a mil, mi mano sigue estirada, el intenta acercarse cada vez un poquito mas, sigo con mi mano estirada, mientras la otra con un dedo logro posarlo sobre su cabeza, entonces huye, lo dejo, por ese día ya ha sido bastante, nos hemos conocido, me he presentado, el tiempo dirá si me acepta o me rechaza. Dejo comida y me retiro, hasta la próxima le digo.
A la vez siguiente, ya me está esperando como si supiera que de mí depende que el sobreviva en esa selva de abandono solitaria. Siente mi auto, desde el cerro me observa, luego se hace el tonto, como diciendo iré o no iré, lo dejo, lo ignoro, al poco rato baja corriendo como diciendo aquí estoy, poco menos que arrastrándose humildemente, esa humildad que solo los perros tienen, que los humanos desconocemos.

¿Cómo imaginar el porque lo abandonaron?...No tiene signos de haber sido usado para peleas, su piel estába impecable, no tenía cortes, está bien físicamente, no dejo de pensar el por que, solo sencillamente por ser de una raza catalogada como agresiva y peligrosa. Es un pitbull mexicano, catalogado así por ser mas pequeño, tiene el cuerpo poco mas ancho y las patas mas cortas que el verdadero pitbull terrier americano, el que es mas alto, mas delgado, de patas largas. El perro sigue estando en excelentes condiciones.
El día que Carlos sube al camino, sin saber que yo ya lo sabía, me llama contándome que hay un perro nuevo, como el es admirador de esta raza lo llena de adjetivos como bellísimo, hermoso, bonito, así de simple como fue que este amigo nuestro bautizó al pitbull que no tenía sus orejitas cortadas por suerte, era natural y "Bonito". Con el tiempo fue dándose a conocer, justo en esos días entró en celo una perra del lugar, la que por instinto la quería para el, se peleó con los demás inquilinos compañeros, echándose a perder su pelaje, se agarraba del moño por ser el, el que tuviera el dominio del sector, además era muy regalón, fiel al hombre a pesar del daño causado. No le gustaba que yo acariciara a otros perros, cada vez que estábamos juntos, eran minutos de entrenarlo, de enseñarle que la vida era diferente a lo que había conocido. Fue un largo trabajo de volverlo a domesticar.

Bonito cada día estaba mas entregado a los que habitualmente vamos, cada día se sentía mas ambientado en el lugar que lo abandonó su dueño, empezó a demostrar sus habilidades, a hacerse querer por nosotros, por lo menos conmigo cada vez que llegaba al camino me veía de lejos, bajaba corriendo el cerro, lo primero que hacía era echarse en el suelo con su guatita al aire para sus cosquillitas, en caso de que no lo hiciera, iba, se paraba en sus dos patitas traseras y con las delanteras intentaba abrazarme como llamando mi atención, aquí estoy. No faltó el día que se lo hizo a Jimena, una señora que venía recién apareciendo con ganas de ayudar, pero ignorante en el tema de perros abandonados, con su mente de alcantarilla pensó que el perro andaba caliente como se dice vulgarmente, y acordándose del programa Pelotón, le puso Shadud, en honor de uno a de sus integrantes. Lamentablemente por la ignorancia de estas personas que se hacen llamar las yeguas del camino, que no tienen idea como se realiza el trabajo voluntario en el lugar, Bonito o Shadud, fue sacado en forma forzosa, llevado a castrar y luego devuelto al sector de donde lo sacaron. Lamentablemente cometieron el mismo error de no hacerle un post operatorio responsablemente, Bonito se agarró una infección que por suerte gracias a nuestros antibióticos pudimos parar a tiempo.
En esa semana recibo un llamado del Sr. Marcelo Mena, quién se presenta, me cuenta como llegó al camino, equivocadamente en mi versión pírata, que el quiere adoptar a Shadud, fue aquí cuando me entero de la historia del otro nombre. Le cuento que el perro no está en las condiciones que el conocía, que ha sido irresponsablemente sacado del lugar y llevado a castrar, por personas que dicen en forma irónica "amar" los animales. Esto le llama la atención, por que a el, le interesaba sin castrar, hoy daba lo mismo. Entonces me explica telefónicamente el por que de su adopción, ya que cada perro recogido aceptado por el, era un desafío personal recuperarlo, encuentro que en algo nos parecemos, le explico cual es mi trabajo voluntario, que Bonito luego de volver de su mal intencionada castración, llegó en forma recelosa, no quiere acercarse, lo cual me llevará días o quizás semanas en volver a recuperarlo, entonces me pide que lo intente, como también verificar su herida y demases como acostumbramos a hacerlo con nuestra veterinaria, y cuando esté en óptimas condiciones le avise para adoptarlo. Pasó el tiempo, costó que Bonito volviera a tomar nuevamente confianza, sentía un auto llegar y corría a esconderse, hubo que volver a enseñarle que nosotros no le haríamos daño. Fueron días de buscarlo entre los cerros.
Vino el terremoto, el Sr. Mena necesitó trasladarse a Llolleo, Bonito ya estaba apto para su adopción, le ofrecí como siempre hago, ir a dejarlo, pero un día me escribe para contarme que lo había ido a buscar, para luego enviarme las fotos de Bonito en su nuevo hogar... También pide disculpas por haber elegido el nombre Shadud antes que Bonito...jajaja...me reí muchísimo con su explicación, prejuicios chilensis, le digo... y le contesto que Shadud por supuesto es mas varonil que Bonito...jajaja. Así que Bonito-Shadud fue adoptado por este caballero que le encanta tener nuevos desafíos, que tiene el coraje, valentía, y reconoce su pasión hacia nuestros hermanos menores de supuestas razas llamadas peligrosas.

Marcelo, aquí no tiene importancia el nombre, lo mas importante es que un perro abandonado, un perro castrado irresponsablemente, que tuve el privilegio de recuperar dos veces de su abandono, una por su dueño y la otra por personas seudo animalistas que no tienen ni la mas remota idea como hacerlo y el no saber las lleva a cometer errores que le cuestan la vida a los perros, mas que vivir pidiendo dinero y donaciones varias, hoy está en tus brazos en forma responsable, y eso, para mí no tiene precio alguno, todo lo contrario, lo que tu me diste, así como cientos de personas que han llegado a mí en busca de adoptar un perro del camino, lo que tu me diste es el premio, el regalo mas grande que Dios me puede dar, y tan solo por eso, muchas gracias.



Les quise compartir la foto que mas demuestra que gracias a nuestra entrega voluntaria y trabajo personal, hoy al suyo, este perro pitbull empieza a gozar de una nueva vida, espero que sea hasta que parta de este mundo, y si vuelves a necesitar algo de los perros del camino, no dudes en llamarme.
Marcelo...Para ti, todo mi agradecimiento en nombre de los perros del camino


Hay un pasado que se fue para siempre,

pero hay un futuro que recién comienzas.





13 de marzo de 2010

"La Choly"


Esta es la Choly, hoy una perra hermosa que nos llena de orgullo, y nos emociona cada vez que la vemos. Es mestiza de raza pointer, color negro azabache, piel brillante, mirada sincera, penetrante y humilde, como toda mirada de un perro que ha sufrido el exilio obligado de sus dueños al ser abandonado.

La Choly llegó al camino aproximadamente dos años, la botaron por tener tvt, tumor venéreo transmisible o sarcoma de Sticker o Tumor de Sticker o granuloma venéreo son todas sinonimias de una misma neoplasia altamente contagiosa que se da en caninos y es el tumor genital mas frecuente en poblaciones sexualmente activas. Aparece en perros y perras que han tenido previamente un contacto sexual con infectados, se transmite por una implantación celular durante el contacto sexual aunque también se puede transmitir por el lamido de la vulva por ejemplo o de cualquier zona afectada por el tumor.
La Choly llegó al camino con su piel desnuda por una sarna, y mas encima con un tvt super avanzado. La pobre daba pena verla que a pesar de su triste historia aún tenía ganas de que alguien se fijara en ella, la acariciara, pero al momento de verla, era rechazada cuando la observaban por la parte posterior, desde su vulva colgaba una tremenda pelota, en este caso un tumor que sangraba continuamente casi de diez centímetros dificultándole aún mas su andar pausado y lento.

Fue ahí que con Claudia decidimos arriesgarnos en llevar a cabo su tratamiento, ya que una cirugía era de difícil opción por no tener un lugar donde hacerla, y luego mantenerla hospitalizada mientras ello aconteciera. Nuestra meta siempre era darle una oportunidad para vivir dignamente, y lo mas importante sin poner mas en riesgo a los demás perros del camino.
La sigla tvt dentro de todo mi vocabulario es una palabra que me pone triste, palabra que trae recuerdos negativos del veterinario J. Valenzuela, quién estaba a cargo del departamento de Zoonosis de la Municipalidad de Pirque, cuando se hizo el operativo de esterilización, y este decidió que todas las perras que estuvieran infectadas con tvt, debían ser sacrificadas en bien de la comunidad, lo que marcaría un antes y un después de este acto. Perras que para mí a simple vista, estaban sanas, fueron sacrificadas. Este dolor de ver eutanasear perras que corrían, jugaban, comían, cuesta sacarlo de mis recuerdos, lo que me llevó a hacer con mayor ahínco la meta que nos habíamos trazado, costear y realizar con Claudia, el tratamiento necesario para su recuperación.
Fíjense en esta foto la evolución positiva de su tratamiento.


La primera vez la Choly llegó de inmediato a la cita en terreno, fue fácil tomarla y subirla a nuestra mesa de tratamiento (mi auto), con cariño y entrega comenzamos, fue difícil comprar la droga y las vitaminas necesarias para su total restablecimiento, la segunda vez se demoró en salir, pero salió, la tomé y seguimos, la tercera vez al parecer se dió cuenta que no le gustaba estar tanto rato sentada sin hacer nada, ni siquiera podía tejer ya que su brazo estaba retenido por mi mano, esa vez no la encontramos, la cuarta vez lo mismo, era tan inteligente que captaba la hora en que podríamos ir que la perla se escondía entre medio de los árboles de los cerros nos hacía huichipirichi, con paciencia y constancia todo se puede, Dios estaba de nuestra parte como no nos iba a colaborar. Se nos acabó la droga, fue la época mas dura, no la encontrabamos en ninguna parte, estaba agotada. Recorrimos todos los lugares posibles, pero nada.
Fueron semanas y semanas de subir sin importarnos hora, si hacía frío o calor, si era de día o de noche, teníamos que aprovechar el tiempo libre de Claudia, seguimos subiendo, una y otra vez, hasta que un día Claudia la examina, llega a llorar de alegría,y dice ya no es necesaria, Choly estás de alta, para ello tuvieron que pasar sus buenos meses, pero que importaba todo lo perdido en bencina, tiempo en buscarla, resfriados nuestros de invierno, si el logro ya daba resultados.
Lo único que teníamos en mente era poder recuperarla, devolverle su dignidad perruna e intentar luego dar a conocer su caso por si alguien se apiadara de ella y la pudiera adoptar.

Hoy Choly está sanita, ha pasado mucha agua bajo el puente, ha vuelto a ser una perra confiada, terriblemente querendona, humilde, obediente, fiel amiga, hoy es una de las primeras que llega a saludarnos moviendo su cola. Dicen que el tiempo todo lo cura, pucha que nos llevó tiempo hacerlo, pero el haberlo hecho aunque nos hayamos demorado por a o b, es una felicidad grandiosa que nos llena de orgullo. Aperradas en terreno.


Hoy Choly busca un hogar, un hogar donde sea valorada, amada y respetada. Que ese hogar sea capaz de borrar las dramáticas huellas que ha dejado el abandono, ser abandonada donde nadie llega a diario, donde las mascotas seguirán muriendo de hambre, enfermedades varias, hipotermia en los meses venideros de lluvia, frío y nieve.

El terremoto ha dejado abandonadas a cientos de mascotas, creo que no hay razón para abandonar nuestra mascota, todo lo contrario, ella nos sirve para no caer en depresión, su mirada diaria si sabemos observarla nos entrega un tesoro incondicional de puro cariño, fidelidad hacia nosotros, ellas nada piden, en cambio todo lo dan. Las penas se hacen medias penas cuando tenemos un verdadero amigo a nuestro lado. Piénsalo, quizás hoy la Choly sea la perra que tanto tiempo has buscado, no rechaces esta oportunidad que te da la vida.
Quieres adoptarla?...pues bien comunícate conmigo que yo haré lo imposible por llevarla a su nuevo hogar. Cada criatura al nacer, nos trae el mensaje de que Dios todavía no pierde la esperanza en los seres humanos, yo aún tengo esperanzas, aparece pronto por favor para poder sacarla del camino antes que llegue el invierno y muera, ver que todo nuestro esfuerzo no tuvo eco en los que amamos a los perros.


En el corazón de todos los inviernos
vive una primavera palpitante,
y detrás de cada noche viene una aurora sonriente.
Khalil Gibran






Marcela Opazo

5 de marzo de 2010

"CHILE AYUDA A CHILE"




Yo en casa, preocupada, tranquila y sin luz. Preocupada por mis hijos, y tranquila por ellos, por que estaba segura que estarían bien, les habíamos dejado todos sus potes llenos con agua, con alimento suficiente para dos a tres días escondidos en lugares estratégicos que ellos conocen para que no se los roben, mi corazón tranquilo y confiado en que los perros abandonados son mas inteligentes que nosotros los humanos para soportar tanta desgracia. Solo basta pensar en su abandono, y con mucho tesón e instinto, sobreviven aunque a duras penas sin comida ni agua.

Imagínense, día sábado, sin luz, Basilio y yo solos junto a nuestros perros, por ende sin radio, hoy por hoy la tecnología cada día avanza mas, mas encima no teníamos pilas recargadas, la batería del celular vacía, aislados momentáneamente de las comunicaciones, total la luz llegará pronto me decía para conformarse, los músculos de mis hombros apenas los aguantaba al movilizarme, el tiritón de mi piernas al caminar, el retorcido de mis tripas sonando sin tener hambre, el sentarme en la taza del baño sin tener deseos. Es verdad que uno se acostumbra al internet, a estar comunicados en forma continua, es la manera de salir al mundo exterior, sin tener ganas de hacerlo físicamente, pero contamos con que estamos presentes en ese mundo. Yo sin luz, sin poder gritar mi miedo, una más de tantas experiencias negativas que van sumando a mi vida. Todo se viene a mi mente, aquel terremoto del año 1985, cuando me pilló frente al mar, y ante mí vi como su oleaje se chupaba entrándose en la arena, aquella camioneta que transitaba por las calles del balneario usando un megáfono para informar que el maremoto venía, la oscuridad mas oscura de la noche, mi cama moviéndose, y mi madre querida abrazada a mí, consolándome. Imágenes que nunca he podido olvidar, imágenes que marcan un antes y un después de mi vida. Hechos que van marcando, que van enseñando que la vida no es otra cosa que saber vivirla, que las lágrimas se disfrutan de igual manera que las risas, que no importa lo material cuando está tu vida de por medio.
Aprendí en la vida a confiar en Dios, que si las cosas tienen que pasar pasaran, pero si puedo evitarlas tan solo me cagaré la cabeza encerrada en mi casa. Todo pasa por algo, me digo siempre…y espero.
Al estar aislada, de a poco comienza a entrar la desesperación, no puedo creer que el terremoto sentido en la madrugada del 27 de febrero haya destruido parte de mi hermoso país, edificios reducidos a escombros o fracturados, autopistas y puentes colapsados, calles sin casas botadas sobre la tierra, lo que es peor la muerte de cientos de personas que no alcanzaron a arrancar de esa ola gigante, me duele el alma, se lo que se siente, lo que duele no poder hacer mas. Hoy en base a este gran espectáculo natural que nos ha marcado a todos por igual, sin discriminar viejos de jóvenes, ricos y pobres, hay muchos que nos unimos para estar presente, de una u otra manera, pero también hay otros que decirles delincuentes es poco, el pillaje se ha hecho presente, la presidenta es capaz de mandar un avión a Haití en menos de veinticuatro horas a ese lugar, en cambio se demora días para hacerlo a Concepción y a las ciudades aledañas involucradas en la desgracia. Pienso en el volcán de Chaitén, en la enorme cantidad de perros abandonados por que sí, y me vuelvo a preguntar ¿Es que acaso tienen que pasar estas desgracias para que la gente se preocupe de ayudar? ¿Y también a los perros?...El egoísmo se ha hecho presente en muchos humanos, ojala no existiera el egoísmo. Personalmente estoy ahí siempre, no necesito de tragedias para estar con lluvia, con sol, con nieve, solo pido personas que quieran adoptar perros abandonados de los caminos que recorro, no pido nada mas que eso, mientras Dios esté conmigo empujándome para llevar a cabo mi pasión, ahí estaré. Agradecer a todas aquellas personas del extranjero que me han contactado para ofrecerme dinero...muchas gracias.

Hoy me hubiese gustado tener una van grande, adornarla con cintas tricolores, blanco, rojo y azul, llenarla de sacos de mercadería y de alimento de perros, galletas huesitos de calcio, tarros de pasta de aquella que me manda la Melita, mi amiga grandiosa que un día el destino nos puso frente a frente en el camino para dedicarnos a ellos, decirle a mis amigas verdaderas, aquellas que me conocen y me aman como soy, que me acompañaran en mi locura recorriendo nuestro frágil CHILE, enseñando, educando, esterilizando, DANDO lo que se dar...amor incondicional a los abandonados…jajaja…río y lloro, lloro de impotencia de no poder realizar parte de mi sueño, pero aquí estoy, presente sin pedir nada. No podré realizar mi sueño de recorrer Chile, pero por lo menos confío que mañana entraré en ese camino, y ahí estarán ellos, los perros abandonados, esperándome, moverán su colita en señal de agradecimiento. Sueño que llegue el día que nunca mas veamos perros abandonados.
Por favor, aquellas personas que están pidiendo donaciones para ayudar a los perros abandonados, no se aprovechen de usar la desgracia ajena para su lucro o negocios personales. Aclaro que no hay nadie más que Loreto y yo, quienes vamos siempre al camino, y detrás de nosotros están nuestros amigos, amigos maravillosos que nos apoyan en esta tarea voluntaria que hacemos felices sin culpar a nadie. Si hay personas que quieran colaborar solo tienen que contactarse con nosotros, ojala lo hicieran para poder seguir recuperando a los perros del camino.
He estado en las buenas y en las malas...el abandono es parte de nosotros, así como aquellos perros se deben sentir nuestros compatriotas que se han quedado sin hogar.

Recordando aquel momento, mirando dentro de mis raíces hay un pueblo que llega a mi mente, Constitución, un pueblo lleno de recuerdos, dolores, pasiones escondidas, hoy una frágil ciudad que se debate entre el miedo y la esperanza. Poco queda en pié de aquella ciudad, solo recuerdos que habitan en la mente de mi anciano padre, el hermoso río Maule, la piedra la Iglesia aferrada al mar, hoy río y mar enemigos de una población que ansia superar poco a poco los vestigios que ha dejado en la tierra y en cada mente humana.

Al tercer día de estar sin luz, sin celular, Sandra, una de mis grandes amigas, se comunica conmigo y me dice que le dieron la electricidad, guardo en el bolso la mágica linterna compañera de mis noches caminando entre los cerros en el camino, cables de mis celulares, y me voy con el temor que me pille un movimiento fuera de mi hogar. Abrazo a Sandra con la felicidad de verla viva, junto a su familia, mientras dejo enchufados los artefactos me dedico a ver las noticias en la televisión, mis ojos comienzan a llorar, lloro, lloro…no puedo creer lo que estoy viendo, no había constatado la realidad que he relatado. Chile está de duelo, Chile está caído, Chile está en el suelo… Duele el alma.
Y tu estás ahí leyéndome, apaga tu computador y anda al Banco de Chile, al Banco Santander, lo que sea en dinero sirve para poder volver a construir mi país. Deposita lo que puedas, aunque sea un peso, pero es tu ayuda en la cuenta Nº 2702. Todos juntos somos la esperanza de aquellos hermanos que nos necesitan.
Si hoy los perros del camino, ya no mueren tanto de hambre, es por que ustedes han seguido mis escritos, mis historias reales vividas a concho, han hecho de mi obra, su obra, nos hemos unido en luchar por ellos, en luchar por una ley verdadera en contra del abandono de perros, hoy es la oportunidad de hacerlo.


Mañana si Dios me lo vuelve a permitir, recorreré ese camino en busca de los míos, los abandonados, quizás un día les pueda hacer participe que he cumplido el sueño de recorrer Chile en una van grande, llena de emociones adquiridas en mi vida en compañía de mis magnas amigas...¿Quién me sigue?...Claudia, tu tienes que ir conmigo, verdad.

La foto principal de hoy, rinde honores a Martín, un perro que nunca supo de la caricia de una mano sobre su cabeza, un perro salvaje que nunca pude recuperar, y murió entre los cerros quizás soñando con un hogar, tal vez como murieron aquellas personas revolcadas en medio de la ola.


Dios premia, no lo olviden... estamos vivos…hoy, gracias a la madre de una amiga de Concepción, la señora Darlet Contreras, hay una perrita que su solo porte desde que la botaron hace tres semanas no me dejaba dormir, hoy esa perrita dormirá limpia, acompañada de un humano maravilloso que la adoptó.


Muchas gracias... a las personas extranjeras que han llamado a mi teléfono, a quienes siempre están presente...GRACIAS.



3 de marzo de 2010

"Uno propone y Dios dispone, terremoto en Chile"

Uno propone y Dios dispone. Ese día viernes 26 la íbamos hacer cortita, pensando que mi sabio padre cumpliría noventa y un años el domingo 28 de febrero, así me iría tranquila a disfrutar nuestro fin de semana en familia, y para ello debía dejar el camino todo cubierto en alimento y sobre todo agua en esta época calurosa. No salgo de vacaciones, hace años que no las conozco en verano…ni en invierno…jajaja.

La semana anterior, día martes más exacto, íbamos subiendo con Claudia, (tan aperrada como yo) en nuestro recorrido acostumbrado, cuando de repente en un sector del basural, algo cerca de la minúscula berma divisamos un bulto oscuro sentado encima como de un saco blanco. Me detengo, la saludo suave, me acerco, ella se levanta como contenta de vernos, la impresión fue fuerte al mirarla, era una bellísima perra café de raza pitbull que corría a nuestro encuentro balanceando su magna guata parecida a una pelota de basketball. Claudia no puede creerlo, sus ojos se llenan de lágrimas, yo echo puteadas al viento en contra del maldito que la abandonó en esas circunstancias. Trato de consolar a Claudia, cuesta, pero lo logro. Entonces Claudia me grita de donde sacas fuerzas para enfrentar estos momentos. Yo también lloro, pero ahora no es el momento, le digo. Nos asombra su collar rojo de cuero casi nuevo, donde cuelga una chapita en forma de huesito metálico con identificación. Claudia la llena de mimos, mientras la acaricia yo le saco su collar, lo primero que hago es buscar algún número telefónico, pero no, solo está su nombre “Laika”, y al decir su nombre la pobre perra abandonada mueve en son que nos estamos comunicando, su cola no deja de moverla.


¿Qué hacemos? Lo primero darle comida, está tremendamente hambrienta, la observamos...está a punto de parir. Es una raza peligrosa, dicen los que no entienden de perros, que mas quisiera poder traérnosla a casa, pero antes debo pensar responsablemente en mis perros, no puedo hacerlo. Ella come y come.


Parece haber pertenecido a un criadero, sus tetitas le cuelgan de tanto uso que tienen, pobrecita.

Eureka se ilumina la ampolleta. Estamos cerca del sector de la Llory, ahí hay una casita que por milagros aún existe. La intentamos tomar, pero Laika se resiste, y vuelve a sentarse sobre el supuesto saco blanco, nos acercamos, la engañamos con algo rico, aun sigue con hambre, ella sale de su colcha, que resulta ser un plumón blanco, gesto típico de los seres cobardes a sabiendas que sus mascotas los aman a ciegas dándoles una orden…quédate aquí, cuida…así ellas obedientemente nunca se alejaran aunque sea un paño viejo, mientras tenga el olor que les recuerde a su dueño, humildemente obedecen.
Intentamos sacarla del plumón, otra vez no deja, seguimos tratándola de convencer con algo rico que les manda la Melita, en una de esas se levanta, Claudia la entretiene, yo saco el plumón, corro al auto y lo guardo en la maletera, Laika corre nerviosa tras de mí, intentamos disuadirla para que nos comprenda que no le haremos daño, en eso Claudia la toma en sus brazos y se sube al auto.


Llevábamos de subida no mas de una cuadra, cuando me llama la atención a la orilla del camino un vehículo tipo jeep azul oscuro, dentro de el, un muchacho como de treinta años que no quita su ojos sobre nosotras, hasta casi sonríe. Y digo, ese fue el desgraciado que la abandonó, se quedó a esperar que pasaría con su perra…no tengo pruebas, solo lo que me dicta el corazón. Laika va tranquila en brazos de Claudia, quien le conversa, la mima, yo le canto, nos reímos, en eso paro en el sector del Huachito, Laika intuye que me voy a bajar, aúlla y llora temerosamente. Vuelvo al auto, me recibe con lengüetazos en mis brazos…me emociona verla, y a la vez siento rabia e impotencia. Acaricio su cabecita, me doy cuenta que tiene sus orejitas cortadas, son ultra pequeñitas. ¿Cúal es la intención de cortárselas?
Le enseño el que de ahí en adelante será su nuevo hogar, no me queda otra mientras busco como poder traérmela. Pienso que pronto parirá, que necesitará de ropajes para sus mudas, entonces corto el plumón en dos pedazos, uno lo acomodo en su nuevo colchón, y el otro lo dejo escondido pensando a futuro. Ella confiada huele su plumón, va y se acuesta encima… dejamos agua y comida suficiente para días. Con el dolor de nuestra alma ahí queda, por lo menos si pare no tendrá sus cachorritos en medio de un asqueroso basural mal oliente a perros muertos traídos de las comunas de Santiago.


Seguimos subiendo, nos encontramos frente al campo de tiro con una perra que me parece conocida, detrás de ella hay seis cachorros, uno apenas camina, no se puede sus huesos. En eso recuerdo que es la perra de la casa abandonada, su dueña Gisela, supuestamente amante de los animales, entonces que cresta hace su perra en estado de desnutrición horrible y mas encima abandonada. Deduzco que se fue de la casa y que mejor deshacerse de su perra y sus pequeños, habiéndole ofrecido su esterilización sin que pagara ni uno, pero no…no hay caso con la gente ignorante sin ninguna educación en tenencia de mascotas.

Claudia saca de su maletín, antibiótico y vitaminas, mientras yo los afirmo sobre el porta maleta, ella los examina y luego los inyecta. Se queja un poquito de dolor por la vitamina, pero con la milagrosa pasta de Melita, se les pasa. Al momento pasa un vehículo rajado a exceso de velocidad, digo, ese auto acaba de botar a un perro, y seguimos dándoles alimento, cuando de repente aparece una perrita blanca tipo cocker, con carita de decir ¿Qué pasó?. Termina comiendo. Mas arriba un poodle que parece ratón de laboratorio, está totalmente pelado, su cuerpecito lleno de llagas. ¿Qué humanos son los que tienen corazón para botar un perro fino y mas encima miniatura?...Amo los poodles, son tan débiles, y los primeros en morir al ser abandonados, si no de hambre, atropellados, y lo que es peor, se dejan morir de pena.
Fue dura esa tarde anochecida en el camino, nos vinimos con impotencia, rabia, a duras penas con el placer de por que justo a nosotras.


Volviendo al viernes 26 de Febrero, con mi esposo decididos hacerla cortita, recorrimos el camino en silencio, nada de agua en los potes, nada de pellets, señal de que nadie mas que Loreto había subido . Llego al sector de Laika, preocupada de saber como está, mi esposo se va a la casita, y descubre dentro encima del plumón blanco ahora rojo manchado con sangre, señal que la pitbull había parido a sus crías, habían cinco pequeñitos cachorros recién nacidos. Me asombra no encontrarla a ella, la llamo, la grito una y otra vez, pasan los minutos, y no aparece, me asusto, pienso, quizás alguien se la llevó sin saber que tenía cachorritos que amamantar, empiezo a recorrer el cerro de un lado hacia otro como buscando sin querer su cadaver, de repente aparece ella desesperada moviendo su colita, llora y llora, le ofrecemos comida y agua, se la devora, se mete a ver a sus pequeños, sigue llorando de manera traumática, es tanta su desesperación por que las hambrientas avispas intentan picar a sus críos, Laika una y otra vez se come las avispas, esto me mata, intento ayudarla sacándoselas, ella sigue llorando y de un repente desaparece. Se nos perdió la Laika.


Recuerdo entonces que al otro lado de la calzada había un escobillón y una pala a mal traer, de algo me sirven, voy a buscarlas, le limpio su casita y alrededor, le cambio la muda, y cierro para evitar que las avispas entren. Comienzo mi búsqueda tras ella, recorriendo los cerros, pensando que algo le pasa, en eso aparece llorando, tira de mi pantalón, como diciéndome sígueme, la sigo, la veo que se mete bajo unos matorrales de arbustos, donde ella no mas puede meterse, en un hoyo de mas o menos veinte centímetros de profundidad, al meterse, huelo olor a perros muertos.
El tiempo sigue pasando, corro avisarle a mi esposo que se apure y traiga los implementos encontrados donados por alguien poco ecológico, mientras yo la engaño con la rica pasta de Melita, Laika sale de su escondite y me sigue hasta su lugar de residencia donde vuelve a comer.


Al rato, en su desesperación agarra dos perritos en su hocico, intento detenerla cuando llega Basi, y me cuenta que dentro del hoyo habían tres perritos muertos, y que los había dejado enterrado, puesto piedras y ramas para que ella no los encontrara.
Me extraña la inmensa desesperación que tiene, de la impotencia lloro, creo en Dios, en mi experiencia, tomo aire y confío. Ella llora y aulla fuerte. Me preocupa, acaricio sus pequeñitos, no me hace nada, vuelvo a tomarlos, me los pongo en mi cara, los beso, ella solo me mira, los vuelvo a dejar dentro de su casita en para que ella los alimente. Ya hemos estado en esto casi dos horas, seguimos subiendo.


En la vertiente próxima cargamos nuevamente todos los bidones con agua, hay un nuevo habitante, un perro entre boxer y pitbull, se acerca temeroso ante el alimento, luego toma confianza y me mira, de ahora te llamaras Don Ramón, le digo, en honor a Don Ramón de El Chavo del ocho. Es simpático Ramón.



Llegamos al frente del campo de tiro, sale la Flaca de la casa abandonada, buscando a sus cachorros hay dos menos, están muertos, desnutridos. Vuelvo a sacar otras latas, se las doy a los que sobreviven, lo extraño, ellos comen y se van corriendo a esconderse, así sucede todo el camino.
De vuelta ya no hay nadie que salga a encontrarme, seña que todos comieron, y si no, buscaran en los lugares estratégicos donde les escondo la comida y el agua en caso de urgencia. Paso a verificar que Laika esté bien, y a ponerle mas agua a su tiesto, para que no le falte para su producción de leche materna y pueda dar más vida a esos inocentes seres nacidos en un mundo indeseable. La sorpresa del momento, no están. Laika se los llevó al cerro nuevamente, voy y busco en el lugar anterior, todo está igual, no ha ido, su instinto le advierte que debe proteger su camada y para ello, hay que esconderlos.
El tiempo no se detiene y tengo que volver, debo bañarme y partir, me espera un rico fin de semana abrazando a mi padre y dándole gracias a Dios por sus noventa y un años, vividos a concho y explendidamente.

Venimos de bajada, me parece extraña la tarde, el sol está maravilloso, de repente se oculta entre los grandes árboles, asomando su redondo color naranjo rojo, echo de menos mi cámara fotográfica viajera que anda en el Parque Tantauco con mis hijos, la cámara del celular no me responde. Veo actitudes extrañas en las aves, me asombra ver las águilas que vuelan muy bajo, es extraño verlas volar a un metro de la tierra, las tórtolas y perdices están al ras del suelo, las culebras intentan cruzar la calzada. La Jauría Brava come y vuelve a esconderse. Es extraño su comportamiento. Me asusta, temo que algo va a pasar, pero no se que es. Salgo del camino en medio de extraños aullidos.

Llego a casa, me baño, se nos ha hecho demasiado tarde, decidimos levantarnos temprano y viajar a las seis de la mañana. Me meto al computador, contesto correos, me meto a Facebook, en realidad me aburro, no tengo ánimo de estar en Internet, el sueño me empieza a consumir. Siento en mis oídos una voz que me llama, no quiero reconocer que es la voz de mi madre, prefiero hacerme la loca que fue imaginario, es tarde, tengo sueño, mejor me voy a acostar. Apago el computador, sin querer lo desenchufo por completo. Rayo está acostado sobre el sofá del living, siento que empieza a rascarse, voy a verlo, está durmiendo, no era un rasquido, sino el golpe de la pared contra el sillón, que raro…Shoppina como loca ladra y ladra en el patio iluminado por una mágica luna llena, el piso se me mueve, empiezo a gritar, Basi, Basi…está temblando, tranquila me dice, ya va a pasar, yo sigo gritando a mi Shoppina, ojante es ciega la pobre no ve nada, pero tiene un oído que cualquiera lo desearía, los pies se me enredan en el piso para ir a buscarla, me desespero, comienza mas fuerte, los dos debajo del dintel de la puerta, tratando que mis perros no salgan al living, lo que hay en la lacena empieza a caer, la quebrazón es grande…odio los temblores, soy una cobarde de mierda, empiezo a saltar con tal de no sentir que la tierra se mueve en forma asquerosa, ni que fuera canuta, salto y salto, tengo miedo, un miedo que me cuesta controlar, yo la mas valiente de todas, soy una porquería insignificante ante un maldito terremoto. La luz se corta de manera intántanea, el movimiento es cada vez más fuerte. Todo es oscuridad. Mi corazón late a mil, me entrego a Dios, pienso en mis hijos que están lejos, en mi padre que me espera ansioso, mis hermanos…en mi madre. El tiempo es horriblemente largo cuando está temblando.
Al rato pasa, grito, grito de impotencia, entre lágrimas y pena...no hay luz, Basi va al auto a buscar la linterna del camino, vidrios por montón quebrados, rápidamente los recogemos para evitar daños en las patitas a nuestras mascotas...Esto es terremoto. Tomo el teléfono para llamar a mi padre, no hay caso, las líneas caídas, a oscuras. La radio dice terremoto en Chile, epicentro en la ciudad de Concepción, llamo a Cristián mi amigo de años, no logro comunicarme con nadie. Autopistas y caminos cortados, derrumbe de edificios nuevos, maremoto…Chile está sufriendo… gran parte de mi Chile amado está destruido…no logro sacarme esta pena.
Mi fuerza no decae…uno propone y Dios dispone…mi corazón tranquilo, confío en la sensibilidad de los perros del camino, por algo se escondieron. Los animales siguen siendo mas inteligentes que los humanos en sensibilidad.

Este mensaje es para ti que fuiste a botar a Laika en forma miserable, Laika sigue escondida entre los cerros, ella que estaba acostumbrada a los mimos, al buen pasar… hoy sufre su destino, el maldito destino que tu le elegiste, tarde o temprano confío que Dios te juzgue.

De todos los que dicen subir, ¿Dónde están?...¡Los perros del camino no comen una vez al mes!.

Mis reconocimientos a una de las Grandes del Camino…mi amiga Loreto, y a Carlos.
Mis agradecimientos a mi amiga Blanca de Miami, fue la primera en contactarse para saber de nosotros, a Ximena de Copiapó, Sofía de la Serena, Makarena, Constanza, Patty de Pta. Arenas, a Sandra y familia, y a los cientos de mensajes que no logro identificar en mi celular...MUCHAS GRACIAS.

Recién hoy ha llegado la luz a mi sector. He visto las imágenes en televisión, parte el alma el dolor de aquellas personas que lo han perdido todo.

Ellos continúan ahí...acuérdate de ellos, los perros del camino, lleva agua y comida. El camino ha vuelto a estar expedito, los derrumbes ya han cesado.

Recorreré los cerros y te encontraré Laika…Si hay alguien que quiera adoptar a Laika, por favor comuniquese conmigo lo antes posible.

Por favor no olviden de mirar hacia el lado, siempre habrá un perro abandonado que necesite de una mano amiga. Chile volverá a estar es pié, tu ayuda es nuestra ayuda...Unidos y remando para el mismo lado, avanzaremos mas luego hacia el final.

Hay que reconstruir Chile...no lo olvides.

Dios es mi fortaleza...
soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pié.




Marcela Opazo

Tú también puedes ayudar

Tú también puedes ayudar
Se creó este espacio a pedido de las personas, como advertencia que ésta, es la única cuenta autorizada de Los perros del camino para recibir donaciones en caso que quieras ser parte de la solución. Cuenta Vista o Rut del Banco Estado, N°72577655 a nombre de Marcela Opazo con copia transferencia a losperrosdelcamino@gmail.com Revisa nuestra página Agradecimientos, donde publicaremos quienes son los que realmente ayudan, si es que lo hacen. En caso de hacerlo, todo se va en beneficio de PERROS, alimento, esterilizaciones, incluidos refugios de perritos de amigas que no tienen como darle de comer a los perros abandonados que ellas albergan y protegen en sus hogares que han pasado a ser refugios clandestinos. Muchas gracias.

Translate

Adopta un perro del camino

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.
Soy Rayo Boy, un pointer braco, me gusta mucho correr, conoce mi historia, es de un principe.La señora que escribe en esta página se enamoró de mí, y hoy duermo en su sofá en medio del living. Hoy pertenezco a una familia hermosa, tengo un collar con mi identificación y todo lo que necesito. Fui un perro abandonado en el camino, tracionado, pero gracias a esta página, estoy rehabilitado, y muy feliz.

Mi lista de blogs

Videos de los perros del camino

VOLUNTARIA

Entradas populares

Para tí...que te la juegas por nosotros.

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"
Castigo para los que abandonan y maltratan a sus mascotas, con multas y cárcel. NO MAS MALTRATO, NO MAS ABANDONO.NO MAS MATANZAS DE PERROS.

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Como no agradecerles todo el amor que me entregan a diario, toda esa comprensión que tienen cuando les digo...vamos al camino...y ustedes de siempre me han acompañado, me han ayudado, con frío o calor.
Gracias a mi linda familia, a mi esposo, a Dany y Marce, creo que sin ellos, yo no podría estar todo lo que he estado en estos años.
Gracias también a mis padres, ya que ellos fueron quienes me enseñaron a querer a los perros especialmente.
Los amo y lo saben de sobra, me da lo mismo que me digan mamona...jajaja, y a mucha honra.
Y por supuesto también a quienes han creído en mí por años.
Marcela

Queda prohibido...

ADOPTADOS

ADOPTADOS
Haz clic sobre la foto y verás algunos de los que han sido adoptados. Muchas gracias a quienes con respeto, y cariño los han aceptado como parte de sus familias.

Los Grandes del Camino.

Los Grandes del Camino.
Gracias por tu apoyo.

SE BUSCA

SE BUSCA
"Poqui o Poquita"

SE BUSCA

SE BUSCA
Enterate como el amor puede cambiar vidas.

Nieve en el camino

Nieve en el camino
Mirame bien, así es el camino con nieve, el frío que se siente es horrible, y tu ...bien abrigado en tu hogar. Yo tenía un hogar, un amo, y éste, me abandono al hambre, la soledad, la muerte, frío, sed...no se si podré sobrevivir.

La sarna, la tiña, los hongos...

La sarna, la tiña, los hongos...
hoy tienen solución, buscalas.