19 de julio de 2008

"Bufanda"


Lo vi por primera vez sentado a la orilla del camino, como esperando algo o alguien. Auto que veía pasar; automáticamente intentaba parar sus orejas caídas sobre su cabeza negra con algunos pelos blancos. Al parecer su raza era un border collie, raza de pastoreo, inteligente, cariñoso y leal. Me llamó la atención la forma de mirarme, vestían sus ojos pena profunda, su pelo al parecer suave caía en su cuerpo negro, y lo mas llamativo de el, era su cuello… tenía alrededor de el, una bufanda blanca que lógicamente saltaba a la vista de inmediato, como un hermoso corbatín de seda. Fue entonces cuando a Marcelo se le ocurrió llamarlo Bufanda, nos pareció gracioso y todos nos sonreímos al observar, era como si tuviera una bufanda alrededor de su cuello.
Bufanda, Bufanda le dijimos…y Bufanda aprendió que desde ese día se llamaría así.
Vio detenerse mi auto, se levantó del suelo, y corrió a nosotros al vernos bajar, nos olfateó por todos lados, dio media vuelta y se fue con la cola entre las piernas, cabizbajo y taciturno, inseguro y frustrado.

Despacio, corrí hacia el, puse mi mano sobre su cabeza algo gruesa dentro de su cuerpo delgado y casi desnutrido, me miró con lágrimas en sus ojos, la emoción embargo mi cuerpo, temerosa a que me rechazara le ofrecí humildemente una paila con algo de alimento, volvió a mirarme, bajó su cabeza y comió, comió lenta, pausadamente…a ratos levantaba su cabeza y volvía a mirarme. Vi ahora unos ojos tremendamente agradecidos, mi mano cálida se posó sobre su cabeza que sentía ahora el presionada hacia ella para llenarse de ese cariño que sin intuirlo, volvía a conocer.

Ese día fue algo especial para nosotros, conocer a Bufanda y descubrir de nuevo que los humanos son tan mala leche al compararlos con los perros. Un perro no te abandona, un perro se queda hasta el fin de la lealtad, un perro no te traiciona, y si alguno de nosotros lo hacemos, el nos perdona una y mil veces. Siempre pienso que si, ese amo maldito que abandonó a su más fiel mascota en esos caminos olvidados donde pasan hambre, frío, sed, dolores, sufrimientos y soledades, donde solo se va esporádicamente, se arrepintiera y volviera al lugar del abandono, estoy segura que aunque hubieran pasado los años, y su mascota aún estuviera con vida, el perro al reconocerlo, movería su cola agradecido y feliz. Es la ciencia del instinto.

Ese día Bufando quedó calmado, como ya haciéndose a la idea que nosotros no éramos sus amos, pero ya no estaría tan solo y desprotegido.

Pasaron las semanas, los meses, Bufanda nos esperaba siempre sentado a la orilla del camino, y como desde sus comienzos al vernos corría hacia el auto, ahora mas, lo hacía con mas fuerzas, con mas ganas, por que sabía que nosotros somos diferentes, tal vez como pocos.

Un día Marcelo llevó su bicicleta. Bufanda al verlo pasar, corrió tras de él. Nadie creyó jamás que Bufanda tal vez por ser algo mayor, lo iba a acompañar en su subida hacia el final del camino. Fue una hermosa sorpresa, verlo correr detrás. Ahí nos demostró que era capaz de buscar, de seguir, de conseguir lo que quiere…que una mano le haga cariño en su cabeza. Cada vez que Marcelo va con nosotros, Bufanda nos acompaña tras del auto.

Se hizo cotidiano que nosotros recorriéramos el camino, y al final de la jornada nos detuviéramos “en el lugar de Bufanda”, así le llamamos, ya que vamos identificando los lugares donde habitan los perros regalones con sus propios nombres. Nos deteníamos como es habitual, a tomar once, mi rico café al aire libre…y el, era nuestro acompañante de turno sabatino.


Un día al llegar al lugar no lo encontré, lo buscamos por todo el sector. Nos preocupamos y nos devolvimos con la idea de que algo le habría pasado.
A la vez siguiente, no estaba en su lugar, sino más arriba, por el frente contrario. Lo vimos asomar su cabeza como para avisarnos que allí estaba. Nos detuvimos, y al hacerlo, Bufanda escondió su cola entre medio de las piernas, se escabulló y se escondió entre los arbustos.

Ya era noche, estaba oscuro, nada se lograba ver, más que sombras. Como siempre llevo en mi guantera una linterna, regalo que me hizo sin hacerlo, (nótese la contradicción)…nuestro gran amigo José Emilio, que un día sin querer el camino me presentó. Basilio se devolvió a buscarla para intentar rastrear el lugar donde estaba Bufanda. Tuvo suerte, lo encontró…lo encontró adolorido, quejándose al solo poner una mano sobre su cabeza, extraño, verdad…lo toma en brazos, lo lleva hacia donde yo estoy. Con cuidado lo revisamos, encontrándonos que arriba en la parte alta de su cuello blanco, tenía una muy fea herida, el pus salía al solo tocar. Intentamos sacarle lo que mas se pudo de materia, se quejaba, dolía bastante, pero el respirando rápido se aguantaba, hasta que no pudo mas e intentaba escabullirse nuevamente. Saqué un pedazo de miga de pan, puse en su interior una pastilla antibiótica, otra antinflamatorio y se las di, pensando que en algo ayudaría a detener su infección. Volví a ir al día siguiente a darle otra vez las pastillas, ya que confiaba en que haría efecto como tratamiento. Se le hizo una ramada de urgencia para que se protegiera aunque fuese un poco. A simple vista, me dí cuenta que era la herida similar a la que tenía Cholito cuando fue sacado del camino, junto al Colly, irresponsablemente.

Al jueves siguiente, al ir con mi aperrada amiga Claudia Aguilar, le comento de Bufanda. Lo dejamos para el último. El nos estaba esperando. Al vernos movió su cola en señal de alegría, sin pensar lo que le esperaba. Claudia, sacó su maletín, mientras yo lo tenía afirmaba, ella ponía un bozal en su hocico temeroso. Al solo tocarlo, la pus corría sobre su cuello, él se remecía de tanto dolor…la herida estaba tan profunda, que su piel muerta se cortó sin siquiera Bufanda la sintió. Le depiló toda la zona, se terminó de cortar su piel muerta, se le hizo curación con agua oxigenada, una y otra vez…cuando pensamos que ya estábamos terminando, sin querer toco su oreja y otra vez mi mano la siento mojada. Claudia lo examina, descubriendo otro hoyo más. Ahí nos dimos cuenta que esos cortes infectados eran de mordidas de dientes grandes de perros. Y sus quejas de dolor en su cuerpo eran motivo de que los perros “cabrones”, así le llamo a los perros que se aprovechan de los mas débiles, ellos habían sido los culpables de tantas heridas profundas. Claudia le inyectó antibiótico de amplio espectro, pensando que al día siguiente nadie lo podría venir a ver. Confiando en Dios y en las manos mágicas de Claudia, de haber hecho lo más posible por Bufanda, lo dejamos en su lugar.
¡Pobrecito!...repetíamos una y otra vez. No podíamos creer que aún estuviera vivo… ¿Por cuánto tiempo mas?

Pasaron los días, las semanas, traté de hacerle el tratamiento indicado lo mas seguido mientras mis posibilidades me lo permitieran, turnándome en la semana con Loreto para llevarlo a cabo…solo así Bufanda pudo sobrevivir. Poco a poco, su herida fue cicatrizando. Que alegría de verlo nuevamente saltar, correr, era increíble que hubiera sobrevivido a tal infección.

En Mayo me llama Naty, asidua acompañante sabatina, para decirme que quería regalarle la casa que había sido de su perra Daicy, recientemente fallecida, a nuestro gran amigo Bufanda, para que así pudiera sobrellevar el frío con más dignidad. Que nos han dicho…partimos con mi esposo a su casa, subimos la casa sobre nuestro auto. Yo manejaba, mientras Basilio la llevaba afirmada. Nos encontramos con Víctor y Macarena quienes fueron cómplices acompañantes de nuestra ida ese hermoso día de lluvia.

Bufanda ya no estaría a la intemperie, estaría protegido del agua, del frío, mientras su herida seguía cicatrizando.


A principio de Julio, nos extrañó que Bufanda no estuviera en su sector. Lo buscábamos sin hallarlo, hasta que la semana pasada recorriendo el camino, lo vinimos a encontrar bien retirado del lugar de su casa. Lo subimos al auto y lo llevamos de vuelta a su sector. Confiados en el, lo dejamos dentro de su casa con comida para que no saliera. Pues bien, el miércoles que fue feriado, el día de las Carmen, nuevamente no estaba, pero ahora en su casa había un tremendo perro adueñado de ella, otro perro abandonado que seguramente atemorizó a Bufanda y este se fue del lugar. Seguimos subiendo y lo hallamos en el mismo lugar de la semana anterior. Al hacerle cariño en su cabeza, palpo algo raro, lo reviso y me encuentro que la herida está abierta nuevamente, lo que me dice que nuevamente alguien le pegó y le enterró los dientes en la misma parte de su cabeza. Mientras mi esposo lo afirma, le hago un bozal de chiripa, para hacerle curación como la primera vez, vuelvo a darle antibióticos…

Ojalá que hoy sábado me espere para curarlo esperanzada que pronto se pondrá bien...si es que aún vive.

La historia se vuelve a repetir…tras el abandono la muerte se acerca a pasos agigantados.

4 comentarios:

Norma dijo...

Que bueno que existan aun personas como tú en este mundo tan egoista en el cual vivimos, mi esposo y yo tratamos de hacer algo parecido a lo que haces tú,él sale todos los días mañana y tarde a alimentar a los perritos abandonados, si estan enfermos les hace curaciones, a las perritas se contacta con otras personas para operarlas,también les hace casitas como puede para evitarles el frio, a los cachorros les busca casa,nosotros teníamos tres perritas que recogimos, ya una nos dejo de viejita nos quedan dos una con Insuficiencia Renal y son hijas nuestras y viven dentro de la casa, también tenemos un allegado que fue abandonado hace años el llega a dormir y a comer y tiene todas sus vacunas al día al igual que las nuestras-Pero la gente no se hace responsable de sus mascotas ahora en estos momentos desde el miercoles 16 en la noche estamos buscando a un perrito de una vecina que lo dejo salir y cuando lo salio a buscar no estaba, mi marido hasalido a pie en auto pasa horas buscandolo, nosotros queremos mucho a ese perro ya que era abandonado esta familia lo pidió para quedarselo pero no se que les paso se llama Tobi ,ahora tiene 6 años y cuando tenía menos de un año lo dejaron salir y lo atropellaron , yom le llamé al veterinario que atendía amis perritas y lo vino a buscar, yo misma lo ayude para que lo pudiera doser ya que perdió mucha piel le haciamos las curaciones tres veces al día al final gracias a Dios se salvo, y tenemos este dolor tan grande que ahora no se sepa nada de él,Hoy es sabado son cerca del medio día y mi esposo saldrá a buscarlo nuevamente. ojalá tenga suerte y lo encuentre ya que Tobi sufre de epilepcia.En fin Marcela tengo muchas historias de perritos que han pasado por aquí.Te vuelvo a felicitar que dios te bendiga y puedas hoy encontrar a Bufanda. Los humanos no tienen cerebro al parecer ya que mi marido pone cerca de donde estan los perritos que por lo general son paraderos de Buses tarroa con agua ,si no se los llevan les hechan cuanta basura se les ocurre. Bendiciones. Me llamo Norma y mail es nbbenitezo@gmail.com

Krlita dijo...

No sabes lo emocionada que estoy con tus palabras para la historia de Bufanda... sigo y seguiré sin entender la crueldad hacia seres tan inocentes... cada mascota que veo abandonada me recuerda tu blog, sus historias y la realidad de una sociedad como la nuestra... gracias por hacerme aún más sensible al maltrato, abandono e injusticia...

Carla Palma
caletita80@hotmail.com

diego aler peña dijo...

pobrecillos... igualmente creoq ue le van a encontrar un hogar...

Diego Aler Peña
En el dia del Amigo no te preocupes por la situación actual, la vida se la pasa dando segundas oportunidades. Ponte a hacer algo que distraiga tu mente mientras el tiempo que es conciliador va destilando su bálsamo...
Permiteme regalarte una historia que a mi me ha gratificado y me ha hecho reflexionar acerca de las situaciones de la vida.
NO dejes de brillar...
Atte.
Diego Aler Peña

Cuenta la leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Ésta huía rápido con miedo, de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.
Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada.....
En el tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y dijo a la serpiente:
- Puedo hacerte tres preguntas?
- No acostumbro dar este precedente a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar.....
-¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
- No
-¿Yo te hice algún mal?
- No
- Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?
- Porque no soporto verte brillar.....

Piensen en esto,.....

Comparto esta reflexión que me llamó mucho la atención porque muchos de nosotros muchas veces nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos:
¿Por qué me pasa esto si yo no hice nada malo?
Sencillo, porque no soportan verte brillar.
La envidia, amigos, para mí es el peor sentimiento que podemos tener...
Envidiar al otro, sus logros, envidiar ver a otro brillar...
Cuando esto nos pase, no dejemos de brillar, no dejemos de seguir siendo nosotros, de seguir haciendo lo mejor que sepamos hacer...
De todas maneras, aunque nos hieran, no podrán tocarnos, porque nuestra luz seguirá intacta, nuestra esencia permanecerá, pase lo que pase...

Diego Aler Peña Y Helge
Fuengirola, Malaga

PEEEEEEEETI * dijo...

uuy encuentro tan bueno que haya gente como ustedes, que siempre esten disponibles para ayudar a y dar cariño a quienes mas lo necesitan, en este caso, lo perritos, a mi me encantan, simplemente me encantan y juro que me da TANTA pena cuando veo algun perrito en la calle, que solo su mirada lo dice todo... Bueno, solo leí la historia de Bufanda :) es muy lindo, se ve, se nota por lo que se cuenta en la historia, que es un gran perro, carñoso y tierno, capaz de todo por un plato de comida, o solo por cariño...
Gente que odio sinceramente es a cualquien persona que vea que le pegue a un perro.. xd simplemente la odio... pero solo lo pongo de este modo: Imáginense ustedes fueran el perro :) Mucha suerte, ojalá la gente como ustedes no muera nunca! :D

Tú también puedes ayudar

Tú también puedes ayudar
Se creó este espacio a pedido de las personas, como advertencia que ésta, es la única cuenta autorizada de Los perros del camino para recibir donaciones en caso que quieras ser parte de la solución. Cuenta Vista o Rut del Banco Estado, N°72577655 a nombre de Marcela Opazo con copia transferencia a losperrosdelcamino@gmail.com Revisa nuestra página Agradecimientos, donde publicaremos quienes son los que realmente ayudan, si es que lo hacen. En caso de hacerlo, todo se va en beneficio de PERROS, alimento, esterilizaciones, incluidos refugios de perritos de amigas que no tienen como darle de comer a los perros abandonados que ellas albergan y protegen en sus hogares que han pasado a ser refugios clandestinos. Muchas gracias.

Translate

Adopta un perro del camino

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.
Soy Rayo Boy, un pointer braco, me gusta mucho correr, conoce mi historia, es de un principe.La señora que escribe en esta página se enamoró de mí, y hoy duermo en su sofá en medio del living. Hoy pertenezco a una familia hermosa, tengo un collar con mi identificación y todo lo que necesito. Fui un perro abandonado en el camino, tracionado, pero gracias a esta página, estoy rehabilitado, y muy feliz.

Mi lista de blogs

Videos de los perros del camino

VOLUNTARIA

Entradas populares

Para tí...que te la juegas por nosotros.

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"
Castigo para los que abandonan y maltratan a sus mascotas, con multas y cárcel. NO MAS MALTRATO, NO MAS ABANDONO.NO MAS MATANZAS DE PERROS.

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Como no agradecerles todo el amor que me entregan a diario, toda esa comprensión que tienen cuando les digo...vamos al camino...y ustedes de siempre me han acompañado, me han ayudado, con frío o calor.
Gracias a mi linda familia, a mi esposo, a Dany y Marce, creo que sin ellos, yo no podría estar todo lo que he estado en estos años.
Gracias también a mis padres, ya que ellos fueron quienes me enseñaron a querer a los perros especialmente.
Los amo y lo saben de sobra, me da lo mismo que me digan mamona...jajaja, y a mucha honra.
Y por supuesto también a quienes han creído en mí por años.
Marcela

Queda prohibido...

ADOPTADOS

ADOPTADOS
Haz clic sobre la foto y verás algunos de los que han sido adoptados. Muchas gracias a quienes con respeto, y cariño los han aceptado como parte de sus familias.

Los Grandes del Camino.

Los Grandes del Camino.
Gracias por tu apoyo.

SE BUSCA

SE BUSCA
"Poqui o Poquita"

SE BUSCA

SE BUSCA
Enterate como el amor puede cambiar vidas.

Nieve en el camino

Nieve en el camino
Mirame bien, así es el camino con nieve, el frío que se siente es horrible, y tu ...bien abrigado en tu hogar. Yo tenía un hogar, un amo, y éste, me abandono al hambre, la soledad, la muerte, frío, sed...no se si podré sobrevivir.

La sarna, la tiña, los hongos...

La sarna, la tiña, los hongos...
hoy tienen solución, buscalas.