5 de febrero de 2014

"Cerro La Isidora"

Tiempo de vacaciones, de prender fogatas y contar cuentos e historias. Imaginaré que estoy de vacaciones, frente a una fogata; junto a la orilla de un lago.

Era una tarde pleno invierno, día frío y nublado,  el tiempo había anunciado lluvia, el cielo amenazaba agua y como siempre antes de una fuerte lluvia, recorríamos el camino,  ya veníamos de vuelta de hacerlo, había  mucho viento, algunos le llaman el raco, otros solo viento.  Nos había quedado alimento, asi que cuando llego al comienzo de donde parto, justo en el lugar donde habitaba la Jazmín, decido detenerme y dejarle escondido entre los cerros  el alimento para que  no se moje.  El viento suena y silba fuerte, los árboles se mueven de un lado a otro, los perros todos alimentados y escondidos, sabedores de lo que se viene.  Me bajo del auto, sola, rápido,  cuando de repente entre tanto viento escucho una mujer que llora, me llama la atención su llanto, llora muy triste. Sigo con mis oídos su llanto que se aleja entre los árboles.  Me regreso al auto, y le pregunto a mi esposo si la vió?, ¿a quién?  a la mujer que lloraba, le respondo. Me mira extrañado, me subo al auto como un pedo, mientras le cuento, comienza a llover.
Al día siguiente lo comento con alguien que vive en el lugar, se sonríe  y me dice que es la Llorona, que recorre el camino en días cuando va a llover. Plop. El llanto  de la Llorona, ya la conocía, tendría yo alrededor de veinte años cuando lo escuché la vez anterior,  pero en otro pueblo. Me sorprendió encontrarla en el camino.
Cuando estoy en casa, tranquila, relajada, comienzo a buscar en internet sobre esta señora, y me encuentro que es la supuesta señora por la cual lleva el nombre el cerro La Isidora.

Si quieres conocerla, sigue leyendo, te entretendrás, o quizás se te pongan los pelos de punta.


Recopilado por Julio Arancibia O.

No llores madre de las estrellas nacientes,
que tu consuelo se vuelve carne en las montañas,
no mueras olvidada y consumida por tu propia tristeza,
porque la vida se esfuma en cada sonido de noche,
nunca volverán y nunca más los tendrás,
madre Isidora olvídate de las luces cegadoras de la fama,
esa falsa fama del dinero y el mentir para ganarlo,
pero acuérdate de sangrar el cordero nocturno allá en tu fría cumbre...”
(Francisco Javier Bécquer)


En el Cajón del Maipo, cuando se habla de leyendas, se las relaciona de inmediato con historias fantásticas y tremebundas, con personajes infaltables, como la Llorona, el diablo, los duendes, etc. Pero también hay leyendas muy hermosas, algunas tristes y otras impregnadas de romanticismo.

Hace tiempo, una hermosa mujer, madre de dos hijos, se fue a vivir a lo que hoy se conoce como el cerro “La Isidora”. Las malas lenguas (infaltables en toda época) cuentan que era una mujer loca, que había sufrido mucho por la muerte de su marido, al que nunca olvidó. Las gentes decían que se amaron mucho y que, debido a ese amor, él había muerto asesinado por un primo celoso de ella, Isidora, que era el nombre de la mujer. Más tarde aquel desgraciado intruso, causa del infortunio de Isidora, tan hermosa como la luna llena en una noche estrellada, se suicidó lanzándose al río una noche de San Juan.

Isidora era una mujer bellísima, que gustaba cantar en las noches de verano. Pero todo cambió cuando su amado se fue en brazos de la muerte forzada, aquella muerte detestada por todos. Después de esto, Isidora tomó a sus dos pequeños
La Isidora antes que se entre el sol.
La Isidora, el sol acaba de entrarse hijos y se fue con ellos al cerro que hoy lleva su nombre, en San José de Maipo. Cuando pasó por el pueblo casi nadie se fijó en ella, era una extraña más que llegaba a este valle que oculta misterios y romances malditos. Esta claro, también, que nadie entendía el porqué de vivir en el cerro, sola y con sus hijos. Algunos lo asimilaban a la supuesta locura de esta mujer, pero otros decían que practicaba la magia negra, como ha sido muy común desde siempre en algunas mujeres del Cajón del Maipo.

Pasó el tiempo y los hijos de Isidora crecieron, y un día decidieron marcharse para probar fortuna en el pueblo o irse a la capital. Isidora se entristeció mucho, pero aceptó que sus retoños se lanzasen a la vida. Ellos prometieron volver, una y otra vez le dijeron que regresarían para llevársela a un lugar muy hermoso. Por eso cada atardecer, asomada sobre unos riscos, Isidora salía a ver si sus hijos venían. Pero estos nunca regresaron.

La vida se acabó para esta mujer, las lágrimas brotaron sin cesar una y otra vez de sus ojos melancólicos, los pasos comenzaron a decaer, el cabello se volvió blanco como la nieve y las arrugas se hicieron presentes. Por último, Isidora murió de pena en una noche de Luna.

Los hijos no volvieron, se olvidaron de la madre e hicieron fortuna en el norte. Pero uno de ellos, muchos años después regresó. Vino a estas tierras y fue al cerro, buscó el lugar donde habían vivido y encontró los huesos de su madre. Les dio sepultura y se marchó sin decir palabra. Pero a pesar de esto, por la ingratitud de los hijos y la promesa no cumplida, el alma de Isidora comenzó a vagar por aquel cerro, llorando por ellos. Hasta el día de hoy aún se puede sentir el triste gemido de Isidora por las quebradas. Este llanto no es como el llanto de la Llorona, es melancólico y dulce a la vez, no daña a nadie. Es el llanto de una alma que no descansa en paz, porque aún no encuentra la luz de sus ojos, sus hijos...

La belleza de la dama de luna, abandonada por sus hijos, me ha dejado con ganas de buscar las gélidas rocas del planeta marte en la noche moribunda de gemidos. He buscado mil veces su espíritu que llora la vida extinguida, y las sombras de otros inertes me han obstaculizado el paso hacia el sendero de la madre perdida por sus hijos en los brazos de la muerte.

Esos imbéciles se han burlado de la creadora de lo creado, dejando para ellos sólo a su machista, colérico y castigador Yahvé reinando sobre el vientre del mundo. Yo no creo en ese dios que desecha su lado femenino como un pecado, no creo en el machismo ni en el pecado, no creo en nada de lo que el hombre ha creado a raíz de ese genocida de los tiempos bíblicos...

Yo sólo creo en la madre luna que me cobija en sus brazos. Hija ella del verdadero Dios, que es madre y padre, esencia infinita y universo, amor verdadero no sujeto a dogmas y religiones jerárquicas que oprimen al hombre. Por eso, madre Isidora, voy por ti, hija de la luna, hembra infinita del todo universal. Dejaré los prejuicios de la religión, para hacerme tu hijo que nace nuevamente a la verdad, ese hijo que vuelve desde las estrellas.

Madre bendita Isidora, el sol dejara de quemarte los ojos mientras esperas que los ingratos vuelvan hacia ti. Más no te preocupes. La noche derramará junto a ti las lágrimas de la luna, que, emocionada por tu amor, llegará hasta el río, para lavarse su rostro manchado por la ingratitud de los hombres...

 Aquella mujer que senti llorar ese día, se le conoce como la Isidora. Quise compartirles esta historia, algo que me sucedió a mi en lo personal, hace alrededor de cinco años.
El Sr. Julio Arancibia fue el que recaudó los antecedentes de esta leyenda.

La vida siempre va para adelante.

Marcela

NO MAS ABANDONO DE PERROS

1 comentario:

Anónimo dijo...

HOLAA MI HERMANA QUE HISTORIA TAN TRISTE ASI SON LOS HIJOS INGRATOS CLARO QUE NO TODOS PERO YO CONOZCO MUCHOS CASOS OJALA ESA SEÑORA ENCUENTRE EL DESCANSO DE SU ALMA QUE DIOS LA RECOJA EN SU REINO

Donaciones voluntarias

Donaciones voluntarias
Se creó este espacio a pedido de las personas, como advertencia que ésta, es la única cuenta autorizada de Los perros del camino para recibir donaciones en caso que quieras ser parte de la solución. Cuenta Vista o Rut del Banco Estado, N°72577655 a nombre de Marcela Opazo con copia transferencia a losperrosdelcamino@gmail.com Revisa nuestra página Agradecimientos, donde publicaremos quienes son los que realmente ayudan, si es que lo hacen. En caso de hacerlo, todo se va en beneficio de PERROS, alimento, esterilizaciones, incluidos refugios de perritos de amigas que no tienen como darle de comer a los perros abandonados que ellas albergan y protegen en sus hogares que han pasado a ser refugios clandestinos. Muchas gracias.

Translate

Adopta un perro del camino

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.

Lee la historia increible de Rayo, has clic sobre la foto.
Soy Rayo Boy, un pointer braco, me gusta mucho correr, conoce mi historia, es de un principe.La señora que escribe en esta página se enamoró de mí, y hoy duermo en su sofá en medio del living. Hoy pertenezco a una familia hermosa, tengo un collar con mi identificación y todo lo que necesito. Fui un perro abandonado en el camino, tracionado, pero gracias a esta página, estoy rehabilitado, y muy feliz.

Mi lista de blogs

Videos de los perros del camino

VOLUNTARIA

Entradas populares

Para tí...que te la juegas por nosotros.

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"

"POR UNA LEY VERDADERA...EN CHILE"
Castigo para los que abandonan y maltratan a sus mascotas, con multas y cárcel. NO MAS MALTRATO, NO MAS ABANDONO.NO MAS MATANZAS DE PERROS.

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Como no agradecerles todo el amor que me entregan a diario, toda esa comprensión que tienen cuando les digo...vamos al camino...y ustedes de siempre me han acompañado, me han ayudado, con frío o calor.
Gracias a mi linda familia, a mi esposo, a Dany y Marce, creo que sin ellos, yo no podría estar todo lo que he estado en estos años.
Gracias también a mis padres, ya que ellos fueron quienes me enseñaron a querer a los perros especialmente.
Los amo y lo saben de sobra, me da lo mismo que me digan mamona...jajaja, y a mucha honra.
Y por supuesto también a quienes han creído en mí por años.
Marcela

Queda prohibido...

ADOPTADOS

ADOPTADOS
Haz clic sobre la foto y verás algunos de los que han sido adoptados. Muchas gracias a quienes con respeto, y cariño los han aceptado como parte de sus familias.

Los Grandes del Camino.

Los Grandes del Camino.
Gracias por tu apoyo.

SE BUSCA

SE BUSCA
"Poqui o Poquita"

SE BUSCA

SE BUSCA
Enterate como el amor puede cambiar vidas.

Nieve en el camino

Nieve en el camino
Mirame bien, así es el camino con nieve, el frío que se siente es horrible, y tu ...bien abrigado en tu hogar. Yo tenía un hogar, un amo, y éste, me abandono al hambre, la soledad, la muerte, frío, sed...no se si podré sobrevivir.

La sarna, la tiña, los hongos...

La sarna, la tiña, los hongos...
hoy tienen solución, buscalas.